ARCHIVADO EN:

Tiene 22 años y atracaba con la cara tapada y a punta de pistola, amenazando a los trabajadores y a otros usuarios de los establecimientos. Utilizando este método, el hombre se hizo con un botín de más de 11.000 euros. Ahora está entre rejas.

El pasado miércoles, agentes de los Mossos d'Esquadra arrestaron al joven cometió cinco atracos​ en locutorios y lo intentó en otros tres locales.

CUATRO DISTRITOS

Los agentes lo acusan de robos con violencia e intimidación, ha informado la policía autonómica, que ha difundido un vídeo con el modus operandi del delincuente. 

Los robos se cometieron en los distritos de Sant Andreu, Sant Martí, Horta-Guinardó y Nou Barris.