Josep Bou, líder del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, ha anunciado que su partido ha votado a favor del cartapacio de Ada Colau y Jaume Collboni, aunque se ha mostrado muy pesimista sobre la capacidad del actual gobierno para solucionar los problemas de la ciudad. En el pleno extraordinario del cartapacio, la oposición ha criticado con dureza el talante hostil de la alcaldesa, que inicia su segundo mandato con menos apoyos y con un claro desgaste por su incapacidad para gestionar los problemas de Barcelona.

“Votaremos a favor del cartapacio”, ha anunciado Bou después de atizar a Colau por el clima de crispación que se vive en Barcelona, donde se cometen más de 500 delitos diarios. “A usted no le gusta la seguridad, el turismo, las empresas ni los empresarios”, ha denunciado el líder del PP, quien ha pedido a la alcaldesa que deje trabajar a la Guardia Urbana y, sobre todo, “una Barcelona libre de okupas, manteros y separatistas”.

MARAGALL RECUERDA SU VICTORIA

Ernest Maragall, líder de ERC, ha recalcado que regresa al consistorio con “sentimientos” contradictorios tras recordar que ganó las elecciones municipales del 26 de mayo. Maragall ha denunciado “la falta de generosidad institucional y las abundantes dosis de tecnicismo” de Colau en las negociaciones del cartapacio. También ha lamentado la ausencia de Forn.

Captura de pantalla 2019 07 16 a las 11.18.36
El líder de ERC en Barcelona, Ernest Maragall

Las referencias de Maragall a Forn han sido recogidas por Elsa Artadi, número dos de Junts per Catalunya en las pasadas elecciones. “Llevamos ya dos meses sin acción política”, ha criticado Artadi. “Y lamentamos la actitud hostil del gobierno en la negociación del cartapacio. Además, no se trabaja en clave metropolitana en temas tan importantes como la vivienda y la seguridad”, ha añadido.

LA INSEGURIDAD

La inseguridad que se vive en Barcelona debería ser el gran reto del gobierno de Colau y Collboni. Así, al menos, lo ha dicho Manuel Valls, que facilitó la investidura de la alcaldesa el pasado 15 de junio. “La seguridad no puede ser la sexta prioridad, sino la primera. Las elecciones constataron una clara derrota del independentismo y a la señora Colau le diría que ya no es el momento para más frivolidades ni ambigüedades. Barcelona necesita un cambio de rumbo y decisiones contundentes”, ha declarado el ex primer ministro francés.

Mari Luz Guilarte, líder de Ciutadans, se ha mostrado más crítica con Colau, a quien ha advertido de que “segundas partes no suelen ser buenas”. “Ustedes presentan un gobierno fuerte y estable cuando es débil e inestable. La receta de este gobierno de coalición resultó fallida y no sabemos qué será diferente ahora”, ha agregado. En su discurso, Guilarte también ha insistido en que Ciutadans "no criminalizará el turismo" y ha pedido el máximo apoyo del gobierno al comercio, un sector muy abandonado por Colau entre 2015 y 2019.

El cartapacio ha sido aprobado por amplia mayoría. Solo Junts per Catalunya ha votado en contra, mientras que Ciutadans ha optado por abstenerse.