Jaume Collboni, junto con Miquel Iceta y Laia Bonet, en un reciente acto del PSC / EFE
Jaume Collboni, junto con Miquel Iceta y Laia Bonet, en un reciente acto del PSC / EFE

Iceta califica de “catetada” el rechazo de Barcelona a instalar una escultura de Don Quijote

Los comunes, ERC, pero también el PSC votaron en contra de reconocer en la Barceloneta al personaje de Cervantes

Guardar
Manel Manchón
Periodista
Actualizado: 22/11/2021 14:27 h.

“Una catetada”. Así de contundente se ha expresado el ministro de Cultura, Miquel Iceta, para calificar la decisión del Ayuntamiento de Barcelona de rechazar una escultura de Don Quijote en la Barceloneta.

Iceta ha ido más allá, al entender que es “una vergüenza”. Lo ha señalado justo antes de presidir la creación y la primera reunión de la Mesa de la Moda de Autor, que reúne al Gobierno con comunidades autónomas y representantes del sector en el Museo Santa Cruz de Toledo.

“Cervantes es un patrimonio increíble para todos los españoles pero, particularmente, para los barceloneses. Si uno lee El Quijote, verá que una de las ciudades que salen mejor paradas, a las que Cervantes manifiesta una simpatía especial, es Barcelona, por tanto nos parece una catetada", ha reiterado Iceta.

BARCELONA, CIUDAD DE CERVANTES

"Su viaje real e imaginario nos representa mejor que cualquier otra obra, y por eso, entre otras cosas, el instituto que cuida de la lengua y la cultura española en el mundo se llama Instituto Cervantes, algo que no es casual", ha remachado Iceta, al entender que “una ciudad, nada menos como Barcelona, en la que su ayuntamiento no esté de acuerdo en celebrar la figura de Cervantes nos parece increíble y un disparate".

Collboni, Iceta y Bonet en el acto de presentación de Compromís per Barcelona / EFE
Collboni, Iceta y Bonet en el acto de presentación de Compromís per Barcelona / EFE

La iniciativa surgió por parte del grupo de Ciudadanos. El consistorio la rechazó con los votos en contra de los comunes, el PSC y ERC, y los votos a favor de Barcelona pel Canvi, la concejal no inscrita, Marilén Barceló y los dos concejales del PP. Por su parte, Junts per Catalunya decidió abstenerse.

El concejal de los comunes, Jordi Martí, --exdirigente socialista--, justificó la decisión al señalar que la ciudad rechaza la “idea monumentalista”, pero no la figura de Cervantes. Martí argumentó que hay diferentes reconocimientos a Cervantes en la ciudad, como una calle, un parque, una escuela pública, una biblioteca, bustos, placas y monolitos conmemorativos, así como medallones en edificios, o una ruta literaria. En cualquier caso, para el ministro de Cultura, exprimer secretario del PSC, la decisión es “una catetada”.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.