Manuel Valls ha acusado este lunes a Colau de estar “subordinada al proyecto separatista” que representan los candidatos independentistas como Maragall o Forn y de “facilitarles el asalto a la ciudad”.

El candidato a la alcaldía de Barcelona ha presentado este lunes su segunda carta a los barceloneses, el formato que está utilizando para explicar su ideario sobre la ciudad. Durante su discurso ha criticado la imagen de la ciudad el pasado 21 de diciembre, cuando grupos de violentos se enfrentaron a la policía por la celebración del Consejo de Ministros de Pedro Sánchez.

CIUDAD INSEGURA

Valls ha denunciado que ese día los brotes de odio y violencia contra la policía fueron “contemplados con indiferencia por los responsables de la Generalitat. Y respondidos con un silencio elocuente por la alcaldesa Ada Colau”. Él, sin negar el derecho a la protesta, ha asegurado que hubiera respondido de otra manera, “con responsabilidad”.

En este sentido, ha criticado que la alcaldesa se quite la responsabilidad de lo que pasa en la ciudad en materia de seguridad, “culpando a los demás”. “Colau ha dicho que Barcelona no es una ciudad insegura, pero tiene un problema específico de inseguridad. Me parece una frase que se podrá estudiar en las universidades. Es el estilo Colau, negar los problemas”.

Manuel Valls durante la presentación de su segunda carta a los barceloneses
Manuel Valls durante la presentación de su segunda carta a los barceloneses

A diferencia de la primera carta, que presentó en el Raval, en medio de la calle, esta vez lo ha hecho en un recinto cerrado. Valls ha negado que el motivo fuera por miedo a nuevas protestas en su contra, como ocurrió en esa ocasión. "Nunca se ha de tener miedo de la violencia, de los escraches. Se ha de plantar cara. Hoy estamos aquí por motivos de organización, pero si hemos de volver a hacerlo en la calle lo haremos", ha explicado el candidato a la alcaldía.

CRÍTICAS AL TRIPARTITO

Valls, que ha rechazado presentarse como el salvador de la ciudad, papel que ha dejado para sus vecinos, ha criticado un posible pacto tras las elecciones que rememorara en el Ayuntamiento el que hubo en la Generalitat. Dirigiéndose al PSC, ha señalado que “no puede haber pactos con el separatismo y con los que se felicitan de la violencia”, en referencia al alcalde republicano de Torroella de Montgrí que se ha mostrado orgulloso de sus vecinos el día después de que un concejal de Cs fuera agredido en el municipio . "No puedo imaginar ni un sólo momento un pacto entre los socialistas con los independentistas", ha añadido, refiriéndose al partido en el que ha militado hasta que decidió presentarse a alcalde de Barcelona.

“Los pactos de izquierda en esta ciudad no quieren decir nada. El debate es entre la democracia europea y el separatismo o populismo”, ha sentenciado, preocupado por un pacto entre Colau, Esquerra y PSC, que según las encuestas sumaría mayoría.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.