La funeraria pública está dando mucho de sí. Tras el agrio debate en el pleno –que acabó enterrando la propuesta de Barcelona en Comú– algunos partidos de la oposición han mostrado sus valoraciones. El PSC ha lanzado este jueves un vídeo en el que acusa a la alcaldesa, Ada Colau, de utilizar la “funeraria pública para tapar la mala gestión de su mandato”.

Según indica el partido en el montaje al que ha tenido acceso este medio, Colau se ha retratado con su funeraria. Durante su mandato, lamentó que en Barcelona “morirse cueste un promedio de 6.000 euros o más” y luego votó a favor de subir el precio de la tarifa mínima funeraria un 16 %. “Antes costaban 1.800 euros y ahora llegan a los 2.072 euros”, detallan los socialistas.

UNA BROMA DE MAL GUSTO

“Es una broma de mal gusto”, dice el candidato a la alcaldía de este partido, Jaume Collboni. “Nosotros exigimos rigor y seriedad con las propuestas que tienen que ver con la gestión del dinero público de los barceloneses y las barcelonesas”, añade.

Los partidos municipales van cogiendo carrerilla de cara a las elecciones que se celebrarán en menos de tres meses. Por eso, en este contexto electoral, los socialistas consideran que la propuesta de la “funeraria pública” es “populismo”. Además, recalcan que según el plan de los comuns, los ciudadanos no notarían una mejora real hasta el año 2054.

También recuerdan que solo prevé la creación de seis velatorios, no asegura que bajen los precios y pone en riesgo muchos puestos de trabajo. Finalmente, los socialistas insisisten en que ellos quieren una “Barcelona transparente”.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.