Ada Colau ha dado este domingo el pistoletazo de salida a la precampaña electoral. Lo ha hecho en un acto público en las Cotxeres de Sants, titulado "Guanyem amb tu". Este ha congregado a 1.200 personas según los organizadores y han tomado la palabra el candidato a los comunes al Congreso Jaume Asens y el eurodiputado Ernest Urtasun. 

Durante el acto la alcaldesa de Barcelona se ha mostrado firme y convincente. Ha pedido ayuda ciudadana, convocando a la "fuerza de la gente" para reeditar la victoria en las municipales y lograr que el "amor venza al odio". Colau ha dado un paso hacia delante en un atril que lanzaba el mensaje "Justicia, feminisme i ecologia" y ha decidido responder a las críticas que recibe asiduamente por parte de los otros candidatos a la alcaldía: "La única fuerza que puede conseguir que las políticas valientes ganen al odio y a la resignación es la fuerza de la gente. Necesitamos más movilización que nunca", ha aseverado la alcaldesa en un discurso propio de campaña electoral.

COLAU TIENE PARA TODOS

Colau se ha reivindicado irónicamente como "la principal fuente de consenso del país", ya que "todos están dispuestos a juntarse contra natura para echar a este gobierno", y ha aprovechado su parlamento para lanzar dardos envenenados en todas las direcciones. 

A Elsa Artadi le ha recriminado que defienda políticas municipalistas: "Con que cara Elsa Artadi viene a defender políticas municipalistas cuando su propio partido es el que más ha recortado en Barcelona"; a PSC y ERC que comiencen a hacer políticas de izquierdas: "Pediría al PSC y a ERC que dejen de pensar en la batalla partidista y que comiencen a pensar en hacer políticas de izquierdas, sociales y comunes, que son más necesarias que nunca", y por último ha criticado a Valls alegando que no tiene ningún tipo de argumento político: "Valls no tiene argumentos, tiene dinero. ¿Quién le está pagando? Democráticamente sería muy saludable saberlo".