Los acontecimientos deportivos en la calle se podrán retomar a partir del mes de septiembre si la situación sanitaria así lo permite. Además, Barcelona se prepara para reabrir las instalaciones deportivas municipales de forma progresiva siguiendo los protocolos que marcan las autoridades sanitarias.

Así lo ha asegurado este miércoles el regidor de Deportes del Ayuntamiento, David Escudé, en una rueda de prensa telemática.

EN MARZO SE PARÓ TODO

Desde mediados de marzo, con el decreto del Estado de Alarma para gestionar la crisis sanitaria a causa de la pandemia, el mundo del deporte paró su actividad cotidiana. En Barcelona, afectó a cuatro ámbitos: la cancelación o aplazamiento de los acontecimientos deportivos del calendario de la ciudad, el cierre de los centros deportivos, la suspensión o cancelación de competiciones escolares y federadas, y la prohibición de la práctica deportiva en el espacio público.

De estos cuatro aspectos, desde la Fase 0 de la desescalada, ya se permite la práctica deportiva en el espacio público en unas determinadas condiciones, tanto por la ciudadanía como por deportistas federados que han vuelto masivamente a practicar el deporte al aire libre.

La reactivación de la práctica deportiva en la ciudad se está abordando desde dos vertientes. La primera, desde la reapertura de las instalaciones deportivas municipales y la segunda, desde la organización de grandes eventos deportivos.

Dos barceloneses haciendo deporte frente al castillo de Montjuïc
Dos barceloneses haciendo deporte frente al castillo de Montjuïc

REAPERTURA DE INSTALACIONES

Según ha explicado Escudé, el gobierno municipal trabaja estos días para que la práctica deportiva sea segura garantizando que se minimicen los riesgos para la familia deportiva de la ciudad. Las instalaciones deportivas municipales se están preparando para el proceso de la reapertura según las indicaciones de las autoridades sanitarias y siguiendo los protocolos vigentes en cada momento.

Este proceso se está trabajando de forma conjunta con los gestores de las instalaciones y la red de los 41 centros deportivos municipales. El proceso de reapertura se hará de manera progresiva, específica y controlada, atendiendo siempre a los criterios de prudencia y ofreciendo el máximo número de servicios.

CALENDARIO MÁS PRÓXIMO

El miembro del Ejecutivo local ha remarcado que, a partir de la fase 2, se procederá a la apertura de instalaciones deportivas al aire libre sin público para deportes sin contacto e instalaciones deportivas especializadas cubiertas. En ambos casos sin abrir todavía los vestuarios.

A partir de la fase 3, se abrirán las cinco piscinas descubiertas que no forman parte de un CEM o están separadas físicamente. Siguen el calendario de apertura que se hace cada año. Las piscinas que abrirán son las Piscinas Municipales de Montjuic, Llac-Parc de la Creueta del Coll, Piscina descubierta del CEM Guinardó, Piscina La Clota-Centro Deportivo Municipal Olímpico Vall de Hebrón y la del Llac-Centro Deportivo Municipal Can Dragó.

También se abrirán los 41 Centros Deportivos Municipales más las instalaciones especializadas, en total 51 concesiones, con medidas de control de aforo, las 56 Instalaciones Deportivas Municipales de los diez distritos (campos de fútbol, pabellones y pistas polideportivas), el Campo Municipal de Béisbol y Softbol Pérez de Rozas y el Campo Municipal de Rugby de la Foixarda.

EVENTOS DEPORTIVOS, TRAS EL VERANO

Además, Barcelona quiere garantizar la celebración de eventos deportivos, dentro del contexto actual, para lograr dos objetivos: la recuperación de la práctica deportiva como actividad saludable, tanto física como emocional y activar el ecosistema deportivo formado por la industria y las pequeñas empresas que conforman el sector deportivo de la ciudad.

Por eso, se está trabajando para encontrar nuevas fórmulas de práctica deportiva para la organización de acontecimientos con confianza. En este sentido, desde el Institut Barcelona Esports se está trabajando en una guía de orientaciones para evaluar el nivel de riesgo de estos acontecimientos deportivos, así como las medidas y acciones que habrá que seguir para hacerlos seguros.

David Escudé, concejal de Deportes y del distrito de Sant Martí / AJ. DE BCN
David Escudé, concejal de Deportes y del distrito de Sant Martí / AJ. DE BCN

Por ejemplo, la idea de Escudé es que la Cursa de la Mercè, que se celebrará el 20 de septiembre, sea una especie de "banco de pruebas" para el futuro será "el pistoletazo de salida de la nueva normalidad de las carreras populares en la ciudad". Además, se está trabajando en diferentes escenarios según como evolucione la pandemia y la propuesta final será más o menos restrictiva en función del que establezcan las autoridades sanitarias. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.