La encuesta de victimización de 2020 costará al Ayuntamiento de Barcelona 51.228,82 euros, IVA incluido. El estudio lo realizará este año el Gabinet d'Estudis Socials i Opinió Pública (GESOP), según figura en la adjudicación del contrato publicado en la página de transparencia de contratación pública de la Generalitat de Cataluña.

La encuesta de victimización se realiza con carácter anual desde 1984. Se trata de un instrumento para medir la delincuencia de la ciudad, que recoge informaciones que aportan a las personas que se han visto afectadas y la opinión de los ciudadanos de Barcelona sobre seguridad ciudadana y convivencia. La duración de los trabajos de campo se prolongará durante cinco semanas. El contrato tiene una duración de seis meses, entre el 1 de enero y el 30 de junio.

El contrato de adjudicación de la encuesta de victimización / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

4.000 ENTREVISTAS

El estudio que llevará a cabo GESOP, una de las empresas más conocidas en la realización de encuestas y sondeos, muchos de ellos electorales, seguirá "una metodología multicanal que combina entrevistas autoadministradas por internet y entrevistas convencionales telefónicas". El total de entrevistas será de 4.000, de las que un 75% serán autoadministradas por internet, y un 25%, telefónicas.  

Según figura en la documentación que acompaña la adjudicación, las encuestas se realizarán a personas mayores de 16 años divididas por edad en cuatro categorías: de 16 a 29, de 30 a 44, de 45 a 64 y mayores de 65 años, aunque en el caso de la entrevista telefónica, los ciudadanos entrevistados deberán ser mayores de 18 años.

El Ayuntamiento de Barcelona, a través de la Gerencia de Seguridad y Prevención, ha adjudicado también los servicios postales básicos para invitar a las personas seleccionadas a realizar la encuesta on line. En este caso, la empresa que ha ganado es Recerca i Desenvolupament Empresarial. El contrato se ha adjudicado por 11.425,27 euros con IVA. 

A ESCONDIDAS

La última encuesta de victimización hecha pública este octubre puso de manifiesto que los delitos habían castigado o preocupaban a un 31,8% de los barceloneses, es decir a uno de cada tres. Hace pocos días, el barómetro municipal confirmó esta tendencia. Según la encuesta municipal, un 29,1% de los barceloneses creen que la inseguridad es el mayor problema de la ciudad. El dato es el peor desde 1991, cuando se empezó a hacer el barómetro.

Los malos resultados llevaron al gobierno de Ada Colau a publicar la encuesta de victimización del pasado octubre a escondidas, en plena convulsión de la ciudad por los disturbios postsentencia y sin convocar a la prensa, como es tradicional