Los barceloneses, a pie de calle, se dividen entro quienes aceptan o no como alcaldable al ex primer ministro francés Manuel Valls / ARCHIVO
Los barceloneses, a pie de calle, se dividen entro quienes aceptan o no como alcaldable al ex primer ministro francés Manuel Valls / ARCHIVO

División de opiniones barcelonesa sobre el alcaldable Valls

La mayoría no sabe mucho de él y los que opinan se dividen entre los que le consideran un buen candidato y los que no

Guardar
Actualizado: 20/04/2018 19:00 h.

Las declaraciones de Manuel Valls confensando que cuenta con una oferta de Ciudadanos para liderar la candidatura a la alcaldía de Barcelona ha tenido repuesta también entre la población barcelonesa. La mayoría de los encuestados -hay que confesarlo- apenas sabía de quién se trataba, ni qué ideología profesaba y, mucho menos, que se hubiese postulado por encabezar la lista municipal de Cs.

Tras la confirmación por parte del líder de la formación naranja, Albert Rivera, el tema ha pasado de anecdótico a auténtico:Debo confirmar que el señor Valls se está planteando poder ser candidato o estar presente en una campaña española, y en este caso en Barcelona. C's está abierto a que gente como el señor Valls esté presente en nuestras listas", había afirmado Rivera esta mañana, en el encuentro nacional de Ciudadanos. “Si Barcelona tuviera un alcaldable como el señor Valls, sería mucho mejor que una alcaldesa como Ada Colau”.

A pie de calle, la opinión, al margen del primer factor sorpresa, ha quedado resumido en tres respuestas: los que están a favor, los que están en contra y los que no saben/no contestan. A continuación, opiniones varias.

“¡Fatal!”, resume Montserrat en una sola palabra.

“Pues me parece muy bien”, dice Gabriel, pillado entre las calles Mallorca y Balmes. “De lo que se trata es de que tengamos alguien con ideas claras y que pueda hacer cosas buenas por Barcelona. ¿Que es francés? Yo no miro el pasaporte cuando se trata de capacidad para gobernar, mientras sus propuestas me parezcan convincentes. ¡Como si es chino!”.

“¡Políticos! Todos son iguales, da igual el partido”, suelta Maribel.

“Para mí es un chupa-del-bote profesional, y como se le ha acabado el negocio en Francia, se quiere venir aquí a seguir chupando”, comenta José.

“Mejor que la alcaldesa actual, seguro”, tercia Jorge.

“Sería un lujo. Para mí, un peso pesado para echar a la Colau. Sería un golpe de efecto para que la alcaldesa se movieran un poco... Esta mujer es un 'truño', aunque tenga una base fuerte”, apuesta Alberto. “Aunque creo que en principio es un globo-sonda, para saber desde C's -y del propio Valls-, qué opina la gente y qué posiblidades tiene”.

“Son politicos sin principios. Lo único que les mueve es el dinero”, pontifica Susana.

“Para mí, que se trata de un glodo-sonda de Ciudadanos”, explica Raúl. Término al que también se acoge Mayte: “Globo-sonda, seguro”.

“Soy escéptico... Siendo socialista, acabó realizando en Francia políticas parecidas de recorte que el PP en España”, razona César. “Por lo menos, tengo una imagen suya de 'dar la cara' en los asunto más duros. No lo veo como alcalde, sobre todo porque sigue siendo un desconocido para Barcelona, Catalunya y España”.

“La verdad es que yo al señor Valls lo encuentro muy prepotente”, aporta Anna. “Cuando escucho sus discursos, tiene ese punto agresivo que no me gusta”.

“¿Yo puedo ser alcalde de un pueblo o ciudad de Francia sin ser francés?”, repregunta Rubén.

Manuel Valls fue primer ministro de Francia / AGENCIAS
Manuel Valls fue primer ministro de Francia / AGENCIAS 

Esta última opinión nos hace buscar en la legalidad francesa, que dice:

“Existe libre circulación entre España y los países del UE, lo que implica que un ciudadano español puede desplazarse y circular libremente con el DNI o pasaporte vigentes, sin visado previo, para buscar un empleo o inscribirse como solicitante de empleo ante los servicios correspondientes del país al que se desplace (...) Por otra parte, el sistema electoral municipal francés -a dos vueltas- atribuye al partido ganador la mayoría absoluta para poder gobernar cómodamente (lo mismo que sucede a nivel nacional y regional). La legislación distingue entre los municipios de menos de 1.000 habitantes y los que superan esta población, con un sistema particular para París, Marsella y Lyon, derivada de la existencia de distritos. En todos los demás municipios, deben presentarse listas completas, bloqueadas y cerradas”.

Acabamos con una frase de Álex, lapidaria: “Después de Trias y Colau, el listón no está muy alto...”. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.