ARCHIVADO EN:

La desinversión de la Generalitat en Barcelona alcanza los 280 millones desde 2011. Así lo asegura la alcaldesa, Ada Colau, que este martes se ha reunido en el Palau de la Generalitat con el presidente Quim Torra. Según Colau esta bajada de las aportaciones del Govern autonómico afectan a la construcción de equipamientos, servicios sociales y públicos de carácter esencial.

Actualmente, la Generalitat hace una aportación anual a la capital catalana de 190 millones. La primera edil de la ciudad ha reclamado a Torra aumentar la inversión anual hasta los 220 millones, esto es 30 millones más por año, para sufragar servicios básicos de la gente.

INCUMPLIMIENTOS DEL ESTADO

Tras la reunión, Colau ha comparecido ante la prensa con el conseller de Territorio y SostenibilidadDamià Calvet ha dicho que a Colau le falta contexto y que no ha tenido en cuenta el déficit fiscal ni la falta de de inversiones del Estado en Catalunya, que según el conseller se sitúa en un 33% de lo previsto en la Disposición Adicional Tercera.

A través de Twitter, el primer teniente de alcaldçia, el socialista Jaume Collboni, ha pedido que la Generalitat asuma la deuda social con Barcelona en guarderías, residencias de gente mator, vivienda y CAP, y trabajar en proyectos pendientes como la L9 y en el futuro de la candidatura para que Barcelona acoja unos Juegos Olímpicos de invierno.  

Ayuntamiento y Generalitat han pactado reactivar tras el verano la comisión mixta entre las dos instituciones. La citada comisión, en la que se abordan las competencias comunes y los consorcios que ambas gestionan, se podría reunir en octubre tras un encuentro previo de los equipos técnicos. La comisión lleva meses paralizada por los distintos procesos electorales.

NECESIDAD DE APROBAR PRESUPUESTOS

Tanto Torra como Colau​ se han emplazado a reunirse con ánimo constructivo para aprobar presupuestos a ambos lados de la plaza de Sant Jaume. Ayuntamiento y Generalitat están con presupuestos prorrogados este 2019. "Es urgente hablar de los presupuestos en todas las instituciones porque hace demasiado tiempo que vivimos al límite", ha subrayado Colau.