Ada Colau, al igual que su compañero de Gobierno, Jaume Collboni, ha contestado a todas las preguntas sobre su futuro, presente y pasado, que mantienen en vilo a los barceloneses. En una entrevista a La Vanguardia, la alcaldesa ha asegurado que el paso por la política ha de ser temporal, y ha mantenido que no se presentará a otras elecciones, pero que todo queda en el aire: “ya veremos qué pasa dentro de cuatro años”.

Ante la victoria frente a ERC, Ada Colau ha asegurado que Ernest Maragall dejó de tener confianza en ella y que, pese a las diferencias, le gustaría que el partido fuese protagonista en las decisiones de la ciudad. Aunque augura que los acuerdos con el partido republicano no serán fáciles.

RELACIÓN CON EL PSOE Y OTROS GRUPOS POLÍTICOS

La edil ha ratificado que se hará todo lo posible para aprobar los presupuestos generales del Estado y que “apoyaremos la investidura si hay un acuerdo de gobierno de coalición de izquierdas como hemos hecho en Barcelona”, en cuanto a la investidura de Pedro Sánchez. A cambio de su apoyo a la investidura del líder del PSOE, Colau pretende exigir la regulación de los alquileres de la vivienda.

Colau también habla durante esta entrevista sobre los grupos que la ayudaron en su reelección como alcaldesa. Asegura no haberse vuelto a ver con Manuel Valls, después de que este le regalase los votos en la investidura, pero confirma que tiene intención de reunirse con todos los grupos al inicio de curso.

SEGURIDAD

En cuanto a la materia de seguridad, Colau confirma que Batlle “será un buen teniente de alcalde de Seguridad como también Amadeu Recasens ha hecho muy buen trabajo como comisionado de Seguridad”. La edil no hace autocrítica y asegura que quiere que haya “continuidad y refuerzo tras la buena política realizada estos cuatro años”. Hecha la culpa a otras administraciones de la inseguridad de Barcelona.

También carga el problema de la inseguridad a la desaparición de una sentencia del Tribunal Supremo que habría “provocado un efecto llamada en toda Europa de que aquí se puede venir a robar sin problemas”, con esto la alcaldesa confirma que los robos habrían aumentado por culpa de un cambio en el trato judicial.

Por último, Ada Colau ha confirmado que sigue con la idea de unir el tranvía por la Diagonal: “Claro. Lo haremos y quitaremos 12.000 coches de la Diagonal. Mucha gente usará el tranvía. Aunque la Generalitat ha frenado este tema, en este mandato haremos el tramo Glòries-Verdaguer”. Y se ha reafirmado en uando a la restricción de tráfico: “La gente se nos muere porque respiran aire contaminado. Esto nos obliga a tomar medidas valientes y a presionar para que se invierta en transporte público”.