La inseguridad se vuelve a coronar como la asignatura pendiente de Barcelona. El propio Ayuntamiento de la capital catalana lo ha admitido este viernes en rueda de prensa al presentar los resultados del barómetro semestral del consistorio de la ciudad, elaborado justo después de las elecciones municipales del pasado 26 de mayo.

El cuarto teniente de alcalde de Treball, Economia i Planificació Estratégica, Jordi Martí, ha explicado junto a Màrius Boada, director de la oficina municipal de datos, que el 27,4% de los ciudadanos ha apuntado que la inseguridad es el mayor problema de la ciudad, 6,4 puntos porcentuales más que en la anterior encuesta, de diciembre, cuando el 21% citó dicho problema.

Resultados del barómetro realizado tras las elecciones del 26 de mayo

Por detrás de esta asignatura pendiente del gobierno de Ada Colau se encuentra el acceso a la vivienda en un 14%, la relación entre Catalunya y España en un 8,9% y el turismo en un 7,2%.

PACTO MARAGALL-COLAU

El barómetro semestral del consistorio revela también que los habitantes de Barcelona apuestan por un pacto de gobierno entre Ernest Maragall, líder de Esquerra Republicana en el Ayuntamiento de Barcelona y Ada Colau. El acuerdo entre ambos partidos es el preferido por el 20,3% de los encuestados, mientras que un acuerdo entre Barcelona en Comú y el PSC lo es por el 10,5%.

La encuesta postelectoral apunta que el tripartito de izquierdas, ERC, BComú y PSC, fue la opción favorita por la alcaldesa, mientras que un pacto entre los republicanos, los comunes y JxCat sólo un 7,5% de los encuestados lo aprobó.

VALORACIÓN DE LOS LÍDERES

Este año son cuatro los políticos municipales que obtienen el aprobado de los entrevistados. Joaquim Forn, líder de JxCat en el consistorio es quien obtiene la mejor nota con un 5,5. Tras el político independentista se sitúa Ernest Maragall con un 5,4, Ada Colau se posiciona en tercer lugar con un 5,2 y Jaume Collboni aprueba con un 5,1. Manuel Valls de Barcelona pel Canvi-Ciutadans suspende con un 3,2 y el líder del PP en el consistorio, Josep Bou, obtiene un 3,1. 

SITUACIÓN EN BARCELONA

El 54,2% de los encuestados creen que la situación en Barcelona ha empeorado durante el último año. Por contra, cerca del 60% de los ciudadanos están convencidos de que el futuro será mejor en la ciudad. En cuanto al estado de la economía, un 53,5% cree que es bueno o muy bueno, mientras que un 45,8% apuntan que ha empeorado en el último año. Màrius Boada, por su parte, ha subrayado que “la recuperación se empieza a notar”.

Los datos se han obtenido de 799 encuestas realizadas del 28 de mayo, dos días después de las elecciones municipales, al 7 de junio.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.