Tras el desarrollo en la cobertura parcial de la Ronda de Dalt, el proyecto de urbanización en superficie realizado en el paseo de la Vall d'Hebrón con la avenida del Jordà ha resultado decepcionante. Lejos del lugar "biodiverso" y "polivalente" prometido por el Ayuntamiento, el nuevo paseo se ha estrenado con una imagen desoladora, en el que las zonas verdes brillan por su ausencia y que queda muy lejos del resultado proyectado por el consistorio.

INVERSIÓN INICIAL

La inversión inicial para el primer tramo de obras tuvo un valor de 16 millones de euros. La finalidad de esta cuantía era la de dotar parcialmente a la avenida de una zona con vegetación, espacios de encuentro con zonas de estancia, juegos infantiles y una plaza polivalente.

La actuación contó con el objetivo de crear un nuevo paseo de 200 metros de longitud y un total de 3.800 metros cuadrados de superficie.

Imagen virtual sobre como debería quedar el paseo / AJ BCN
Imagen virtual sobre cómo debería quedar el paseo / AJ BCN

PASEO CENTRAL

El objetivo de estos trabajos es disponer de un paseo central aprovechando la cobertura de la Ronda. Con una extensión de 13,6 metros de ancho, el proyecto que ya ha sido inaugurado sin que se haya realizado la totalidad de los trabajos se encuentra ante el mercado de la Vall d'Hebron-Teixonera, lugar donde el consistorio quiere que se celebren actividades diversas.

El resultado, lejos de reproducir con fidelidad las intenciones del Ayuntamiento, se ha convertido en una explanada en la que predomina el ladrillo y que cuenta con una escasa zona verde en la que hay contados arbustos y algún pequeño árbol.

PÉRGOLAS MILLONARIAS

Además de estos trabajos, el Ayuntamiento sobrepasará el millón de euros en gasto para la instalación de tres pérgolas. Esta inversión, que concretamente será de 1.292.836,74 euros, está adjudicada a la empresa Voracys S.L., encargada de la construcción de estos elementos.

La vegetación en los 200 metros de paseo es escasa, especialmente en comparación con la proyección del Ayuntamiento / RP
La vegetación en los 200 metros de paseo es escasa, especialmente en comparación con la proyección del Ayuntamiento / RP

Una de las pérgolas tendrá una extensión aproximada de 2.000 metros cuadrados, contará con paneles fotovoltaicos y se situará delante del mercado. Las otras dos, que contarán con un tamaño reducido de 100 metros cuadrados, se colocarán a lo largo del paseo.

Con una inversión que entre sus dos fases se sitúa por encima de los 17 millones de euros, queda mucho trabajo por hacer si realmente se pretende alcanzar algún parecido entre el tramo anunciado por el gobierno municipal y el resultado final.