Las administraciones se resienten por la crisis del coronavirus. Y el Ayuntamiento de Barcelona no es una excepción. Según ha anunciado este jueves la alcaldesa, Ada Colau, el consistorio ha perdido ya más de 200 millones de euros debido a los efectos económicos del Covid-19. Este dato es tan sólo una primera estimación fruto de la caída de los ingresos. La cifra final podría ser muy superior. 

En una entrevista en Betevé, la alcaldesa de Barcelona ha detallado que el Ayuntamiento ha gastado 10 millones de euros durante esta crisis en ayudas sociales; pero lo que lastra las cuentas del consistorio es la caída en picado de la recaudación de tasas e impuestos.

PÉRDIDAS DE 40 MILLONES POR LA TASA TURÍSTICA

La peor parte proviene de la pérdida correspondiente a la tasa turística. El Ayuntamiento ha dejado de ingresar 40 millones de euros en esta partida desde que se empezaron a notar los efectos económicos del coronavirus. 

La delicada situación económica del consistorio barcelonés provocará un reajuste del presupuesto municipal de 2020 y "reorganizar prioridades". Así lo ha trasladado este jueves Ada Colau al resto de los jefes de los grupos municipales en una reunión para analizar las cuentas.

PETICIÓN A SÁNCHEZ

Sin embargo, el reajuste de las cuentas municipales no será suficiente para parar la sangría económica. La alcaldesa de Barcelona pide también la ayuda del Estado para evitar los números rojos en la administración municipal. Colau ha solicitado al Gobierno de Pedro Sánchez un nuevo marco presupuestario y de endeudamiento que permita un relajamiento del gasto y del déficit municipal para que los ayuntamientos puedan contribuir a reactivar la economía.

Sobre el levantamiento de la reclusión total a partir del próximo lunes, la primera edil ha demandado al presidente Sánchez un esfuerzo pedagógico para que la mayoría de la población "entienda que debe seguir confinada en casa" y que el nuevo decreto especifique claramente que no se pueden hacer obras privadas que no sean esenciales.

Para Colau, el lunes Barcelona volverá a la situación del primer decreto de alarma, con el transporte público al 50%, la actividad de la ciudad reducida y con el personal del Ayuntamiento que no es de servicios esenciales teletrabajando.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.