Como es bien sabido y a la alcaldesa de Barcelona le gusta tanto recordar, la limitación de salarios que refleja el código ético de Barcelona en Comú (BComú) establece “un sueldo máximo de 2.200 euros como salario neto mensual, incluyendo dietas”, aportándose el resto del sueldo al partido. Así fue hasta la reelección de Ada Colau en 2019, cuando la primera edil y sus concejales se añadieron un complemento salarial. En el caso de la alcaldesa fue de 900 euros al mes (un incremento del 40%), mientras que los concejales sumaron 600 euros más a su nómina mensual. 

En 2017, con el objetivo de encauzar esos excedentes salariales ampliando las bases, el partido se sacó de la chistera La Filadora, un programa que “buscaba dar apoyo económico a entidades sin ánimo de lucro, cooperativas y movimientos sociales”.

EDICIONES DE 2017 Y 2018

La primera edición, que contó con los excedentes salariales de 2015 y 2016, disponía de un total de 216.000 euros para premiar a las seis propuestas de ciudad y 20 acciones para los barrios (que mejor se ajustaran a las bases del proyecto) con un máximo de 15.000 euros por propuesta.

En 2018 se celebró la segunda edición, con 174.479 euros (142.000 euros correspondientes a los excedentes de sueldo del 2017 y 32.479 euros correspondientes a la cantidad restante de la edición anterior de La Filadora), también con un máximo de 15.000 euros por propuesta.

MÁS DE DOS AÑOS SIN CELEBRARSE

Desde entonces, nunca más se supo de La Filadora. El programa no se celebró en 2019 ni en 2020. Consultados por este medio, fuentes de BComú señalan que en 2019 no se hizo porque era "año electoral" y en 2020 el partido vio truncados sus planes por la pandemia del covid-19.

Según las mismas fuentes, la formación está a punto de lanzar una nueva edición de La Filadora donde se utilizarán los excedentes acumulados en los últimos años. Desde BComú recamarcan que todo el dinero sobrante de los sueldos ha ido o irá a parar a causas sociales. Sin embargo, lo factual es que a día de hoy se desconoce adónde ha ido a parar todo el dinero sobrante de los sueldos, aunque desde BComú insisten en que "en unos días" facilitarán a la prensa todos los detalles sobre la nueva edición y el destino de los excedentes salariales. 

ASOCIACIONES 'AMIGAS'

Entre los ganadores de la última edición de La Filadora (2018) se encuentran diversas entidades cercanas a BComú, donde destaca La Hidra. Una cooperativa en cuyo equipo directivo se encuentra la exasesora del partido Laia Forné, quien estuvo recibiendo un sueldo público sufragado por las arcas del Ayuntamiento de Barcelona cuando era asesora del gabinete de la concejalía de Participación y Territorio durante el primer mandato de Ada Colau, con un sueldo bruto anual de 56.714 euros (percibió un total de 226.000 euros entre 2015 y 2019).

El proyecto premiado en La Filadora, que llevaba por título “Enfortim el Moviment Llogater. Pel Dret a l'Habitatge i a la Ciutat”, consistió en mejorar por parte de la cooperativa La Hidra la recolecta de datos del número de viviendas afiliadas al Sindicat de de Llogateres i Llogaters (1177) con la finalidad de poder realizar encuestas, elaborar conclusiones y debates. La propuesta contó con un total de 602 votos, representando el 35% del total.

Aunque desde Barcelona en Comú no se ha dejado de insistir en que sus dirigentes ceden una parte de su sueldo a causas sociales, no se tiene conocimiento adónde han ido a parar dichas cantidades en los últimos tres años: 2018, 2019 y 2020. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.