El Ayuntamiento de Barcelona gastará un total de 170.000 euros en la renovación de las taquillas de los vestidores de la Guardia Urbana. Aprovechando la próxima incorporación de nuevos agentes durante los próximos meses, los responsables municipales han determinado algunos cambios en la instalación de este equipamiento y acometen con tiempo esa renovación, que afectará a todas las dependencias de la Policía Local.

Según un informe interno del Ayuntamiento, el próximo mes de junio se jubilará un cupo de agentes y, paralelamente, se incorporará una nueva promoción, que supera en número a los que se darán de baja. Por ello, necesita más taquillas y más espacio con el fin de cumplir con las normas de seguridad e higiene en el trabajo. Además de renovar las taquillas, también se modificarán los bancos que existen en los vestidores. Los actuales son bancos dobles con perchas centrales que serán eliminadas, para dejar sólo bancos simples sin percha.

Las taquillas son de paneles compactos de laminado fenólico de alta presión con un tratamiento de endurecimiento. Su característica es que son hidrófugas, resistentes a la fricción y a los golpes, de alta resistencia ante agentes químicos y disolventes orgánicos y no deberán llevar aristas para evitar accidentes. Los armarios llevarán intersticios de separación en el espacio entre la puerta y el cuerpo de las taquillas con 12 perforaciones en la base y el plafón posterior de 20 milímetros de diámetro que servirán para ventilar el habitáculo.

300 ARMARIOS Y 50 BANCOS

Se estima que se comprarán unas 50 unidades de bancos y unos 300 armarios, que tienen un precio unitario de 460 euros más IVA. El contrato deja abierta la posibilidad de aumentar el presupuesto según las circunstancias en algo más de 30.000 euros para cubrir imponderables.

La licitación se la llevó el pasado 27 de febrero la compañía aragonesa Soluciones Técnicas Fernández Cucalón SL, especializada en la fabricación y comercialización de carpintería para oficinas, muebles y todo tipo de instalaciones divisorias. Su oferta fue la más económica, ya que las características técnicas de las cuatro empresas concursantes eran muy similares. Esta compañía tiene delegación en L'Hospitalet de Llobregat y todos los muebles que vende son fabricados en Zaragoza. Cucalón es la empresa que fabricó los vestuarios del Atlético de Madrid en la nueva Ciudad Deportiva de este club. También realizó una moderna instalación de más de 100 taquillas para los vestuarios de los trabajadores del Metro de París, a 100 metros bajo tierra el año pasado.

Agentes de la Guardia Urbana
Agentes de la Guardia Urbana

RENOVACIÓN DE LOS EQUIPOS DE BUCEO

La gerencia del área de Seguridad municipal también adjudicó a finales de febrero dos contratos para el suministro y mantenimiento del nuevo material y equipamiento de navegación para rescate en medio acuático y subacuático para el Servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento (SPEIS).

El material suministrado consta de una bolsa de transporte submarinista (ha de llevar bolsillos portaaletas y tener una capacidad mínima de 115 litros), un carrete personal diseñado para el lanzamiento de la boya de descompresión o como hilo guía en espeleobuceo, así como diferentes equipamientos tanto para el buceo como de superficie, incluyendo los trajes de neopreno de alta visibilidad que contengan, al menos, un 71% de su superficie en rojo, trajes de buceo en negro, máscaras de submarinismo, tubos de respiración, manómetros, botas, boquillas, guantes de neopreno y de trabajo, guantes de PVC para aguas contaminadas, relojes para la descompresión, boya inflable, luz estroboscópica (que se enciende automáticamente en contacto con el agua), lastres de plomo, brújulas de submarinismo, arneses, nasas, martillos rompevidrios, cargadores de batería, balizas, bastones luminosos, analizadores de oxígeno, salvavidas de diversos modelos, etcétera.

UNA SOLA LICITADORA

Según las cláusulas del contrato, se suministrarán 35 unidades de trajes de submarinista de superficie (a 247,25 euros unidad) y cinco equipos térmicos para los buzos (a 163,27 euros cada uno). El material costará a las arcas públicas un total de 62.262 euros. Además, el mantenimiento de todo el material, con revisiones periódicas, costará otros 18.689 euros durante los próximos dos años, para lo que se ha firmado un segundo contrato. Ambas adjudicaciones, que en principio estarán vigentes hasta el 2023, podrán ser prorrogadas por otros dos años, por lo que el presupuesto se podría doblar y llegar hasta los 160.000 euros en el próximo cuatrienio.

Ambos contratos fueron adjudicados a la compañía madrileña Casco Antiguo Comercial SRL, especializada en la prestación de servicios técnicos subacuáticos de buceo profesional y deportivo. Fue la única empresa que concurrió a la licitación.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.