El Ayuntamiento de Barcelona celebrará el próximo martes, 19 de marzo, un pleno extraordinario para debatir los incumplimientos del gobierno de Ada Colau en las inversiones del Pla de Barris, que tiene como objetivo revertir las desigualdades entre los barrios de la ciudad. El debate lo ha ha forzado el PSC y ha contado con el apoyo de Ciutadans, PDeCAT, ERC y PP. Salvo sorpresa mayúscula, la oposición reprobará "la falta de ejecución y la falta de transparencia en el Pla de Barris" de Colau.

El pleno extraordinario tendrá lugar a las 9.00 horas. Colau lo ha colocado el día que se inician la comisiones municipales del mes de marzo. En principio, y si no hay cambios, a la finalización del pleno los regidores empalmarán con la comisión de Derechos Sociales, lo que hace pensar que el debate no se extenderá en exceso. Estos plenos extraordinarios no tienen ninguna trascendencia política, más allá de mostrar las carencias de un gobierno y sacarle los colores, y de mostrar la debilidad de un ejecutivo, en este caso el de Colau.

En clara minoría, con solo 11 concejales, la primera edil de la ciudad se ha enfrentado a lo largo del mandato a ocho plenos extraordinarios forzados por la oposición, recuerda la regidora de Ciutadans, Carina Mejías. Entre otros temas, los comuns han tenido que rendir cuentas sobre el aumento de los delitos en la ciudad, la aplicación de la Ordenanza de terrazas, los recortes y la adhesión de Barcelona a la Associación de Municipios por la Independencia (AMI). Jordi Hereu y Xavier Trias, también en minoría, tuvieron que hacer frente a los ataques de la oposición en este tipo de plenos.

INVERSIONES RECORTADAS Y REPROGRAMADAS

En el debate del próximo martes, la oposición también exigirá a Colau que informe de todas aquellas inversiones del Pla de Barris que están finalizadas, "las inversiones que han sido recortadas y reprogramadas, y cuál es el grado de ejecución de cada proyecto y en qué fase se encuentra", según figura en el orden del día al que ha tenido acceso Metrópoli Abierta. Probablemente, la respuesta que dará la regidora Janet Sanz, responsable del área de Urbanismo, no tendrá nada que ver con las peticiones de PSC, PDeCAT, ERC y PP.

En febrero, el concejal socialista Jaume Collboni denunció que de las inversiones previstas este mandato en el Pla de Barris solo se habían ejecutado cerca del 6% -concretamente el 5,96%-. De los 123 planes programados solo se han finalizado 17 y otros 19 se han reprogramado, esto es que se han dejado de ejecutar por los recortes puestos en marcha por Colau, según la oposición. El Pla de Barris se ejecuta en 16 barrios de la ciudad distribuidos en los ejes Besòs, litoral y montaña.

ANUNCIO DE 150 MILLONES 

En una conferencia en el Colegio de Periodistas de Catalunya, en enero de 2016, Colau indicó que el Pla de Barris tendría entre 2018 y 2020 una inversión de 150 millones. Según los datos de la empresa pública que ejecuta los proyectos, Foment de Ciutat de Vella, el presupuesto ha quedado reducido a 114 millones. La gran mayoría de los proyectos son para 2019 y 2020, mientras que en 2017 y 2018 se habrían gastado solo 31 millones.

Según los socialistas, el Pla de Barris ha incumplido el objetivo para el que se creó, "revertir las desigualdades entre los barrios de la ciudad", y a modo de ejemplo añaden que 10 de las inversiones previstas se han quedado sin presupuesto y obras por valor de 40 millones de euros ya no tienen proyecto.