No ha habido sorpresas. Jordi Graupera se ha impuesto con claridad en las primarias independentistas y será el candidato a la alcaldía de Barcelona. Graupera, periodista y filósofo, ha obtenido 7.715 votos. En segundo lugar ha quedado el exportavoz de la ANC, Adrià Alsina, que ha logrado 1.933 votos. Otros aspirantes a los que Graupera también ha derrotado son Gerard Ardanuy y Núria de Gispert. Las primarias han sido organizadas por la ANC.

Al haber conseguido más del 50% de los votos, Graupera no tiene la necesidad de ir a una segunda vuelta. Graupera, como ganador, podrá escoger los números 2, 3, 5 y 7 que le acompañarán en su asalto a la alcaldía de Barcelona el próximo mes de mayo. Otros nombres de la lista saldrán de una segunda vuelta de votaciones, que tendrá lugar del 21 al 23 de diciembre. Maria Vila, hasta ahora una de las portavoces de las primarias, podría ocupar uno de los pimeros puestos en la lista. 

PRIMARIAS CON MÁS PARTICIPACIÓN

De las 28.000 personas inscritas en las primarias independentistas, han participado en la votación unas 10.000. Según la organización del proceso participativo, estas primarias son las que ha tomado parte más gente de toda la historia de Barcelona, muy por delante de las primarias del PSC de 2014, con Jaume Collboni como ganador, y las de Barcelona en Comú, que refrendaron a Ada Colau como candidata en 2015. Graupera ha destacado que si "pones las urnas, la gente responde".

A cuatro meses y medio para las elecciones, Graupera competirá en la carrera hacia la alcaldía con otros candidatos independentistas: Ernest Maragall (ERC), Neus Munté (PDeCAT), Ferran Mascarell (independiente, aunque con el apoyo de La Crida de Carles Piugdemont) y la CUP, que todavía no ha elegido a quién presenta. Hasta ahora, los partidos soberanistas no han sido capaces de ponerse de acuerdo para formar una lista unitaria a la alcaldía.