“La gente quiere vivir en pisos, no en maquetas ni en planos”. Esta contundente frase fue pronunciada por el líder socialista en el Ayuntamiento de Barcelona, Jaume Collboni, e iba dirigida a la alcaldesa, Ada Colau, después de que el Ayuntamiento presentara a bombo y platillo este jueves un informe sobre la vivienda que piensa construir en Barcelona durante las próximas décadas.

“Colau vende humo. Está construyendo incluso muchos menos pisos que Xavier Trias. El actual equipo de gobierno ha sido incapaz de continuar la construcción de vivienda pública a un ritmo normal y por eso esperan que otros se la construyan para adjudicársela como si la hubieran construido ellos. De ahí el plan para que el 30% de los pisos de promoción privada se destinan a vivienda pública”, critican fuentes socialistas en declaraciones a Metrópoli Abierta.

Un informe que la alcaldesa hizo público este miércoles aseguraba que el consistorio ya acabó 11 promociones con 648 pisos, que tiene en marcha otras 13 promociones con 574 viviendas, 29 solares en fase de proyecto para hacer 2.331 pisos más y 19 solares más en preparación de los concursos para construir otros 1.091 apartamentos. También afirmaba que trabaja en 52 solares más para poder activar la construcción de nuevas promociones, reconociendo que en estos momentos el Ayuntamiento sólo tiene a su disposición 72 solares para construir vivienda pública.

“ES UN PROGRAMA ELECTORAL, NO UN BALANCE”

Fuentes del PSC afirman que “lo que ha presentado Colau es un programa electoral, no un balance de la gestión realizada por el Ayuntamiento en materia de vivienda social. Miramos los solares que dicen que tendrán vivienda pública y algunos de ellos no están ni siquiera licitados. Y en los demás, no se ha convocado el concurso. La intención de los responsables municipales es poner el foco sobre los demás, no sobre lo que el consistorio tiene que hacer”.

Para salir de dudas, los socialistas retan a la alcaldesa a realizar una visita guiada con la oposición y prensa a los solares donde dice que construirá vivienda pública. Es ya una propuesta que el concejal socialista Daniel Mòdol le había dejado caer en el último plenario antes de las vacaciones de verano. “Si dice que va a construir 4.000 viviendas en 82 solares vacíos, queremos verlo. Es muy sencillo organizar esa visita guiada. A ver si tiene narices para realizarla”, subrayan las fuentes a este diario.

En realidad, este informe contrasta con otro elaborado por el PSC -y hecho público por este diario el pasado mes de junio-, que detectaba 82 solares públicos disponibles para vivienda asequible pendientes de ejecución. En ellos, se podrían construir 1.565 viviendas públicas, pero no se habían comenzado los trámites para ninguna. Es más: desvelaba que el Ayuntamiento ha ido comprando pisos para paliar la carencia de vivienda pública, pero con un coste un 50% superior a lo que hubiese costado construir pisos nuevos.

LA IMPORTANCIA DEL 'TIMMING'

Con sus números, Colau trata de responder a los hirientes números de los socialistas. Lo primero que llama la atención es que el polémico informe vea la luz justamente dos días antes de que se pusiese en marcha la comisión de estudio sobre medidas de vivienda. Una comisión en la que se rebatirán la mayoría de las propuestas del equipo de gobierno durante las próximas jornadas. De ahí la importancia del timming: la alcaldesa quería llegar a la formación de la comisión con algo entre las manos que, al menos, paliase en parte las críticas que pudiese recibir. Era algo así como ponerse la venda antes que la herida. Y, de paso, lanzar un mensaje positivo y autocomplaciente a la ciudadanía… aunque fuese cogido a contrapelo y anunciando promociones para dentro de 10 años.

En la puesta en marcha de la comisión, Mòdol acusó este viernes a Colau de hacer trampas con las cifras de la vivienda pública en Barcelona. “El fracaso de la señora Colau en la política de vivienda condena a una generación de jóvenes trabajadores y trabajadoras a marchar de la ciudad por falta de un parque de vivienda asequible suficiente para cubrir la demanda”, aseguró Mòdol. Jaume Collboni la había acusado también de hacer trampas. “Hemos pasado de los 4.000 pisos públicos del último gobierno de Jordi Hereu a 648 en el mandato de Colau. El legado de un gobierno se valora por las cosas que acaba, no los proyectos que deja en marcha para los próximos 10 años”.

SOLARES EN PREPARACIÓN

Desde las filas socialistas, se acusa a la alcaldesa de propaganda gratuita. “Puso un tuit y, consciente de que eso viste mucho, adjuntaba un gráfico señalando los sitios. Cuando clicabas sobre ellos, salía “solares en preparación”. Pero un solar está en construcción o no. ¿Qué significa que está en preparación? Al final, te das cuenta de que en muchos de esos solares no hay ni proyecto ni nada parecido”.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.