ARCHIVADO EN:

El lazo amarillo de Ada Colau es de quita y pon. Este martes, la alcaldesa de Barcelona sorprendió a más de uno al asistir a la ofrenda floral en el monumento de Rafael Casanova con el lazo amarillo. A media mañana, cuando la primera edil de Barcelona, acudió al homenaje a Salvador Allende, el lazo había desaparecido.  

A primera hora de la mañana, Colau lucía el lazo, que representa la petición de libertad de los políticos y líderes independentistas presos, en la solapa de la americana. La alcaldesa dijo que lucía el lazo amarillo por empatía con las personas presas porque no podían celebrar la Diada. 

EN EL CARMEL, SIN

Tras la ofrenda floral de la Diada, Colau acudió al homanaje a Salvador Allende en la plaza del Carmel que lleva su nombre. Este año se cumplen 45 años de la muerte del expresidente chileno durante el golpe de estado del general Augusto Pinochet.

En el acto, Colau apareció sin lazo. La alcaldesa se había quitado la americana. Dirá que hacía calor, pero lo cierto es que casi ningun gesto de Colau es casual, ni responde a la improvisación. En la ofrenda floral, lució el lazo y acaparó fotos y titulares. En el homenaje a Allende, el trabajo estaba hecho.

Esta ha sido la segunda ocasión en la que Colau ha lucido públicamente el lazo amarillo. La anterior fue el pasado mes de febrero cuando recibió en el Ayuntamiento a familiares de los 'Jordis' y de los políticos encarcelados.