Jaume Collboni ha cargado con dureza contra el gobierno de Ada Colau por los recortes en inversiones que aplicarán en 159 proyectos por valor de 107,5 millones de euros. Collboni ha acusado al ejecutivo municipal de "mentir" y de "esconder información". En opinión del PSC, los comuns son un "gobierno incompetente" que dilapidará "la solvencia económica del Ayuntamiento construida durante décadas".

El concejal socialista ha centrado buenas parte de las críticas en Colau, de quien ha dicho qe no da la cara ni explicaciones a los ciudadanos sobre los recortes que se aplicarán. "Esperaba que este viernes, Colau haría una comparecencia pública y explicaría en que consisten los recortes en inversión que está preparando su gobierno. Es una información a la que tenemos derecho los grupos de la oposición y sobre todo los ciudadanos. Pero esta explicación no se ha dado. Solo se habla de reprogramaciones, o como máximo de volatilidad en los ingresos del Ayuntamiento".

PLENO EXTRAORDINARIO

Collboni ha dicho que el PSC apoyará cualquier iniciativa que se ponga en marcha por parte de los grupos municipales para aclarar la situación. De hecho, este mismo viernes, el concejal de ERC, Alfred Bosch, ha reclamado un pleno extraordinario para debatir las cuentas municipales. Bosch ha ido más allá y ha asegurado que los recortes, alrededor de un 5%, llegarán también al gasto corriente. A la petición de un pleno extraordinario se han sumado también el PP y el PDeCAT, que probablemente lo pedirá junto a ERC. El pleno, salvo sorpresa mayúscula, se acabará celebrando. A partir del momento en que se registre la petición, Colau tiene 15 días para convocarlo. El exalcalde, Xavier Trias, ha denunciado la falta de transparencia y ha reclamado a Colau que convoque a los grupos para informarles de los recortes.  

La denuncia de las recortes la hizo pública a principios de esta semana el PSC. Según Collboni, los recortes se deben a una mala planificación en el cálculo de las recaudaciones de los impuestos de la plusvalía y el IBI, que han ido a la baja por un valor de más de 100 millones de euros. El gobierno únicamente ha admitido menos ingresos de plusvalía, pero no de IBI, un impuesto en el que asegura que este año se recaudará cuatro millones más que el anterior. Lo cierto es que el Ayuntamiento tiene menos ingresos y no puede gastar tanto. Con este panorama, a Colau no le queda más remedio que recortar.

Los tijeretazos, tal como ha explicado Metrópoli Abierta, afectarán a escuelas, Centros de Atención Primària, guarderías, centros cívicos, bibliotecas, pabellones deportivos, obras públicas de barrio y grandes reformas de ciudad, como la transformación la ronda de Sant Antoni y las obras de Glòries -una vez más-. También se parará la reforma del Teatro Arnau, la construcción de la rambla de Vallcarca y la biblioteca de Sarrià, entre otros proyectos.

ASUMIR RESPONSABILIDADES

Desde las filas de Ciutadans, Carina Mejías ha reclamado también a Colau que de la cara y aclare la situación real de las cuentas municipales. “Si la situación de las arcas municipales obliga a aplicar recortes que afectan a futuras inversiones, Colau debe asumir responsabilidades”. La edil ha acusado al gobierno municipal de “falta de transparencia y opacidad al intentar ocultar una situación de esta gravedad”, y le ha reclamado que explique a todos los barceloneses y con datos reales cuál es la situación de las cuentas municipales. “Colau es una mala gestora política y ha llevado a la ruina económica a unos de los ayuntamientos más saneados de España”, ha lamentado la regidora naranja. Ciutadans está valorando reclamar un pleno extraordinario, pero probablemente acabará acompañando al resto de grupos.

El concejal popular, Alberto Fernández, ha acusado a Colau de convertirse "en Manostijeras al recortar inversiones y servicios cuando dijo que defendería los barrios". Como el resto de grupos de la oposición, el PP ha exigido a la alcaldesa que de explicaciones y aclare si el Ayuntamiento está en números rojos. El PP quiere que en el pleno que se convoque, Colau presente un informe avalado por los servicios jurídicos municipales sobre el estado de la liquidación del presupuesto a 30 de junio. Según Fernández, "Colau no solo rompe todo lo que toca sino que está tirando por la ventana el consistorio con una pésima gestión que puede afectar a la prestación de los servicios municipales, a la inversión en los barrios y a la atención a las personas".

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.