Ada Colau ha vuelto a somertese a los partidos independentistas poniendo el Ayuntamiento de Barcelona a disposición de la causa. El próximo 10 de febrero, la sede municipal acogerá un acto reivindicativo de alcaldes catalanes con motivo del inicio del juicio a los políticos presos por el referéndum del 1 de octubre de 2017.

El acto se celebrará en la sala más emblemática del Ayuntamiento de Barcelona, el Saló de Cent. El gobierno de Colau colabora con la Associació Catalana de Municipis i Comarques en la organización del evento, con el que quieren presionar al Tribunal Supremo que ha de juzgar a los políticos y activistas encarcelados.

MANIFIESTO

Se espera la participación de todos los alcaldes de Catalunya de partidos independentistas, así como de Colau, que pretenden leer un manifiesto exigiendo un "juicio justo e imparcial para los representantes políticos y sociales procesados por el 1-O", según ha informado el Ayuntamiento de Barcelona en un comunicado.

Con este acto, los alcaldes independentistas, con el beneplácito de Colau, buscan dar visibilidad a su descontecto con el juicio del 'pocés', que arrancará el 12 de febrero y en el que está involucrado el candidato del PDeCAT a la alcaldía de Barcelona, Joaquim Forn.

Colau, que mantiene una posición ambivalente sobre el independentismo, ya ha cedido en otras ocasiones a las presiones de los partidos soberanistas, como cuando condecoró a las familias de los políticos presos​ con la medalla de Barcelona, o cuando ha colgado lazos amarillos de la fachada del Ayuntamiento.