La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, le ha cogido el gusto a los viajes de larga distancia en los últimos tiempos. Tanto es así que el pasado mes de julio se gastó 17.243,05 euros en un viaje institucional a Nueva York, a falta de contabilizar las dietas de restaurantes de los desplazados. A ese viaje asistieron, además de Colau, el director adjunto de la alcaldía, Aitor Hernández, el director de diplomacia de las ciudades, Felip Roca, así como un asesor y un técnico de prensa. El desplazamiento se realizó entre los días 15 y 17 de julio.

Según el informe oficial redactado por la alcaldía, el motivo del viaje fue “visibilizar el posicionamiento internacional de Barcelona al frente de las políticas a favor del acceso a vivienda asequible y ejercer de portavoz de las ciudades ante las Naciones Unidas con una declaración contra la gentrificación y la especulación inmobiliaria”.

Durante ese viaje, Colau asistió a las reuniones de la sesión especial sobre el derecho a la vivienda (CGLU) y presentó en la ONU una declaración internacional bajo el lema Cities for Adequate Housing, suscrita por Barcelona, París, Amsterdam, Berlín, Lisboa, Londres, Nueva York, Montevideo, Ciudad de México, Montreal, Seúl y Durbán. La alcaldesa también fue la encargada de intervenir ante la ONU en un discurso que condenaba la especulación inmobiliaria, reclamando más competencias y más coordinación entre las ciudades y los Estados con el fin de luchar contra la expulsión de los vecinos de los centros urbanos.

Asimismo, asistió a una comida presidida por el presidente de CGLU, Parks Tau, y por la subsecretaria de la ONU, Amina Mohammed (en la que dirigió un breve discurso a los presentes), fue ponente en un debate y mantuvo encuentros con la alcaldesa de Montreal, Valérie Plante, y con la vicealcaldesa de vivienda y desarrollo económico de Nueva York, Alicia Glen.

DE FESTIVAL EN CALABRIA

En el mes de agosto, Colau viajó también al Riace in Festival, en Calabria, para participar en este certamen de “migraciones y culturas locales, con el objetivo de conocer un buen ejemplo de acogida de refugiados y compartir experiencias en políticas de inmigración”. La alcaldesa de Barcelona fue invitada por el alcalde de la ciudad, Domenico Lucano, que sufragó la entrada al festival, mientras que el vuelo de Colau y el hotel fue pagado por la organización del evento. Sin embargo, sí se cargaron al erario público 4.602,55 euros correspondientes a los gastos de su jefe de gabinete, Manu Simarro, y de dos escoltas que la acompañaron. El viaje tuvo lugar entre los días 2 y 5 de agosto.

3.500 EUROS POR UN DÍA EN LONDRES

En julio pasado también realizó otro viaje de un solo día a Londres para entrevistarse con el alcalde de la ciudad, Sadiq Khan. El objetivo oficial era “hacer un seguimiento del encuentro mantenido en París en el marco del City Lab-C40 en octubre de 2017, donde se puso de manifiesto la necesidad de las ciudades de luchar contra la gentrificación, la especulación inmobiliaria y las dificultades en el acceso a una vivienda digna por parte de sectores de población cada vez más numerosos”. Le acompañaron en esta ocasión, Aitor Hernández, Felip Roca y un coordinador técnico de prensa y el gasto total fue de 3.504,35 euros.

Ada Colau y Gerardo Pisarello juntos en un pleno
Ada Colau y Gerardo Pisarello juntos en un pleno

Colau también viajó a París los días 10 y 11 de julio, acompañada por Aitor Hernández, Felip Roca y por su jefe de prensa. En esa ocasión, mantuvo una reunión con la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, el día 11. Asimismo, asistió, como espectadora, a varias reuniones y debates celebrados durante las dos jornadas. Según el informe oficial, el viaje sirvió para invitar a Hidalgo a firmar la declaración Cities for Adequate Housing, invitarla también a participar en el salón Sharing Cities Summit (que se celebrará en Barcelona el próximo mes de noviembre), para participar en la sesión inaugural del FabCity Summit y para dar apoyo al FabCity Manifesto Project, “que compromete a las ciudades a implementar una serie de principios que faciliten la transición urbana hacia ciudades productivas localmente y conectadas globalmente”. El viaje a la capital francesa costó a las arcas municipales un total de 2.928,24 euros.

EL VIAJE A MONTEVIDEO

Por último, Colau viajó también a Montevideo del 15 al 20 de abril, viaje en el que la acompañaron Aitor Hernández y la asesora de la concejalía de Vivienda, Vanesa Valiño (que es la esposa del primer teniente de alcalde, Gerardo Pisarello). En esta ocasión, el desplazamiento y el hotel de los viajeros fueron sufragados por el Ayuntamiento de Montevideo.

El motivo de este viaje fue participar en el seminario “Diálogos urbanos: debates y reflexiones para construir la agenda urbana de la ciudad”, organizado por la Intendencia de la capital uruguaya. Colau se reunió allí con el alcalde de la ciudad, Daniel Martínez, y mantuvo una entrevista con el expresidente José Mujica. También visitó las dos principales cooperativas de vivienda de Montevideo, institucionalizadas a nivel de Estado, que promueven vivienda social. Por último, visitó el colectivo feminista Cotidiano Mujer, en el que se reunió con su fundadora y coordinadora, Lilián Celiberti.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.