Unos 400 alcaldes catalanes participan este domingo en un acto en el Ayuntamiento de Barcelona para pedir que el juicio sobre el 'procés' que comenzará el martes en el Tribunal Supremo sea justo. El motivo de la celebración de este encuentro es presionar al Alto Tribunal que ha de juzgar a los políticos y activistas encarcelados.

La reunión está organizada por la Associació Catalana de Municipis en colaboración con el Ayuntamiento de Barcelona y contará con la presencia de alcaldes de los partidos independentistas PDeCAT, ERC, la CUP, los 'comuns' e independientes, han explicado fuentes de la entidad.

VISIBILIDAD

El acto se celebrará a las 13 horas en el Saló de Cent, la sala más emblemática del Ayuntamiento, e intervendrán la alcaldesa, Ada Colau; el presidente de la ACM, David Saldoni, y la representante de la Associació Catalana pels Drets Civils y mujer de Joaquim Forn, Laura Masvidal. Además, varios alcaldes que representen a formaciones políticas diferentes leerán un manifiesto unitario a favor de la libertad, la democracia y la justicia.

Con esta ceremonia, los alcaldes independentistas, con el beneplácito de Colau, buscan dar visibilidad a su descontento con el juicio del 'procés', que arrancará el 12 de febrero y en el que está involucrado el candidato del PDeCAT a la alcaldía de Barcelona, Joaquim Forn.

ACTO TRANSVERSAL

Aunque todavía se están cerrando los detalles del texto, el manifiesto también reivindicará el "compromiso del mundo local una vez más para defender los derechos y las libertades democráticas". La ACM ha explicado que será un "acto transversal del mundo local catalán" y están convocados todos los alcaldes de Catalunya.

La voluntad de la entidad es que sirva para pedir "el respeto a los derechos y libertades fundamentales, y exigir un juicio justo e imparcial para los dirigentes independentistas procesados por el 1-O". Cuando anunció la convocatoria del acto, la ACM destacó que pretende ser un encuentro municipal que reúna a alcaldes de toda Catalunya que, al margen de su color político, quiera trasladar un mensaje "de unidad por la democracia y el respeto a los derechos humanos".