El Ayuntamiento de Barcelona no retirará el premio Ciutat de Barcelona a Ciutat morta. La proposición del PP no ha salido adelante a pesar de tener el voto a favor del PSC de Jaume Collboni. La iniciativa ha contado, además, con el voto favorable de Barcelona pel Canvi Ciutadans, pero ha sido insuficiente para quitar el galardón. ERC se ha posicionado en contra, al igual que Barcelona en Comú (Ada Colau), mientras que Junts x Cat se ha abstenido. El debate de la proposición del PP se ha unido con un ruego del partido naranja con la misma petición.

La noche del 4 de febrero de 2006, un guardia urbano, Juan José Salas, quedó tetrapléjico durante una actuación policial en un casa okupada de Ciutat Vella. Por aquel entonces, Jordi Hereu era el concejal de Seguridad y Movilidad y Joan Clos el alcalde de Barcelona. Años después, en 2013 se preestrenó el documental Ciutat morta, que presentaba aquellos hechos como un complot policial, judicial y político contra cinco jóvenes a los que se acusó de dejar en silla de ruedas al policía. La película recibió el premio Ciutat de Barcelona en febrero de 2015. Uno de los detenidos y condenados, Rodrigo Lanza, está ahora en la cárcel por el asesinato de otra persona, Víctor Laínez, ocurrido en 2017 en Zaragoza.

LA PROPOSICIÓN DEL PP, AL DETALLE

La proposición popular expresaba su disconformidad por la concesión del galardón a Ciutat morta e instaba al Institut de Cultura de Barcelona (ICUB), el órgano municipal que concede las distinciones, a que procediera a su retirada. También reclamaba que los ganadores, los directores Xavier Artigas Xapo Ortega, devolvieran la dotación económica de 7.000 euros. La iniciativa también buscaba condenar el asesinato "por motivos ideológicos" de Laínez, expresar el pésame de la corporación municipal a sus familiares y amigos, y reiterar "el apoyo y la solidaridad con la Guardia Urbana y, especialmente, con el agente Salas, gravemente herido el 4 de febrero de 2006". 

El concejal popular, Óscar Ramírez, ha valorado que el premio se debería haber anulado por "dignidad". En su intervención, Ramírez ha definido a Ciutat morta como "una gran mentira" que "desprestigiaba e injuriaba a la Guardia Urbana". El edil ha recordado que Colau ayudó en la financiación de la película a través del micromecenazgo y que Lanza fue condenado como el autor material que dejó en silla de ruedas al agente Salas.

TRIAS, CON EL GALARDÓN EN LA MANO

El voto que más ha sorprendido ha sido la abstención de JuntsxCat. En la precampaña y campaña de las municipales de 2015, el alcalde Xavier Trias tuvo que hacer frente al uso partidista del caso 4F por part de Barcelona en Comú. También en febrero de 2015, Trias se quedó con el galardón en la mano cuando se lo iba a entregar a Artigas y Ortega en el Saló de Cent. Tres meses después, en mayo de 2015, el entonces alcalde convergente perdió los comicios y fue apeado de la alcaldía. 

El concejal de JuntsxCat, Ferran Mascarell, ha lamentado los hechos del 4F y la lesión medular que sufrió el agente de la Guardia Urbana. Según el exconseller de Cultura, "sí hubo un ataque orquestado contra la Guardia Urbana" y ha recordado que Joaquim Forn ya llevó el caso a Fiscalía. Pero Mascarrell, que ha condenado el asesinato de Laínez a manos Lanza, no está a favor de la visión "revisionista" de los premios, ha explicado el ahora concejal independentista para justificar la incomprensible abstención de su grupo. No hace tanto JuntsxCat apoyó la retirada de la medalla de oro de la ciudad a Juan Carlos I.

EL ICUB NO CONTEMPLABA LA RETIRADA

Hace unos días, Metrópoli Abierta ya avanzó que Ada Colau no contemplaba la retirada del premio Ciutat de Barcelona a Ciutat mortaFuentes del ICUB indicaron que no había prevista ninguna acción para sacar el galardón. "Las bases no contemplan ningún supuesto de anulación". Según el ICUB, los premios son concedidos a través de un jurado independiente que toma las decisiones siguiendo criterios artísticos. "Los galardonados reunían todos los requisitos previstos en aquellas bases y el procedimiento se realizó de acuerdo con las mismas".

Para Luz Guilarte, de Ciutadans, Ciutat morta, no es solo una farsa sino "un ataque orquestado, un ataque a la convivencia". Según la concejala naranja, premiar a un asesino condenado es una ofensa a la democracia. El documental "convirtió al verdugo en víctima". "Es una inmoralidad". "¿No les da verguenza haber concedido el premio a un promodocumental propagandístico?", ha preguntado Guilarte al gobierno de Colau. Para Guilarte, la retirada era necesaria para devolver el honor a la Guardia Urbana y el prestigio al Ayuntamiento. La resolución judicial fue muy clara, ha añadido la edil.

CENSURA, PARA ERC

ERC ha justificado el voto en contra porque el galardón fue concedido por un jurado independiente. Según la edil Gemma Sendra, el documental explica la versión desde un punto de vista y no se puede poner "censura" a unos creadores. Sendra ha añadido que la justicia ya ha actuado contra Lanza y lo ha condenado a 20 años de cárcel por el asesinato de Laínez.

La regidora de Barcelona pel Canvi, Eva Parera, ha atacado a TV3 por su papel "reprobable" en la difusión del documental Ciutat morta. "Es evidente que hay que retirar el premio. El filme es una infamia", ha opinado la edil de la formación que lidera Manuel Valls.​ "La equidistancia en temas tan claros no puede existir ".

"DOCUFICCIÓN"

Joan Ramon Riera, concejal del PSC, ha dicho que Metromuster (la productora del documental) hizo un "docuficción" sin decir que se estaba ante un género de ficción, ha subrayado. "Se hizo un uso partidista de la mentira. La única víctima de aquellos hecho es el agente Salas". El PSC ha votado a favor de la retirada, aunque ha dicho que quitar el galardón es lo que menos preocupa a los socialistas. No es el caso de Hereu, que lo calificó de "infamia" en una entrevista a este medio. Riera, además, ha valorado de forma muy positiva el trabajo que la Guardia Urbana hace a lo largo de los años.

Para el concejal de Cultura de Barcelona en Comú, Joan Subirats, la petición del PP buscaba principalmente el altavoz mediático y ha recordado que el Ayuntamiento de Barcelona no premió a un asesino y que el galardón fue concedido por un jurado independiente. Subirats ha calificado de abusivas las palabras del PP y de Ciutadans y ha subrayado que si estos partidos no están de acuerdo en la forma de conceder los premios Ciutat de Barcelona que presenten una proposición y lo estudiaran. Los comunes sí han condenado el asesinato de Laínez y han mostrado el apoyo al guardia urbano herido.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.