El Ayuntamiento de Barcelona se ha visto obligado a retirar una licitación valorada, en su conjunto, por 484.230 euros. Según figura en el acta de la comisión de gobierno del día 11 de junio, la oferta pública se ha tenido que quitar por la existencia de "errores no subsanables" en la preparación del contrato. 

La licitación en cuestión hace referencia a la figura de los informadores ambientales, concretamente a los "servicios de información", de la gerencia de Ecología Urbana. El departamento municipal cuelga de la tenencia de alcaldía de Ecología, Urbanismo, Infraestructuras y Movilidad que encabeza Janet Sanz y de la que dependen los concejales Eloi Badia (Emergencia Climática y Transición Ecológica) y Rosa Alarcón (Movilidad).

La licitación del contrato, anulada / AYUNTAMIENTO DE BARCELONA

TRES PARTIDAS ECONÓMICAS

La retirada ha supuesto anular la autorización de tres partidas económicas, todas con el IVA incluido. Una era para este 2020, de 161.410,02 euros; otra para 2021, en este caso de 242.115,03 euros, y una última de 80.705,02 para 2022. En el acta de la comisión de gobierno se cita que los errores constan en un informe técnico emitido por el departamento de comunicación, pero no se concretan cuáles son.

Fuentes municipales explican que la licitación era "pública y abierta" para unificar en un solo proveedor a los informadores (movilidad, verde, limpieza, etc) con la voluntad de mejorar la eficiencia y la agilidad en las necesidades de la ciudad. El Ayuntamiento añade que "un cambio en la legislación laboral ha hecho que se hayan tenido que hacer cambios en el redactado". La intención es volver a licitar el contrato más adelante.

La licitación, que se puede ver en la página de contratación pública de la Generalitat, explica que la adjudicación era para dos años y que el periodo de presentación de ofertas acababa el pasado 18 de marzo. Muy probablemente, la tramitación quedó suspendida durante el estado de alarma y ahora se había retomado. Al cierre de este artículo, el desistimiento no se había publicado todavía.

CASI MEDIO MILLÓN DE EUROS EN COMUNICACIÓN

Según se especifica en el pliegue técnico, el objeto del contrato son "los servicios de información" dirigidos al vecindario y a los comercios de la ciudad para sensibilizar y concienciar en los ámbitos competenciales de la gerencia. Textualmente, el objetivo de la oferta pública, que se licitaba por casi medio millón de euros, era "informar y comunicar el funcionamiento de los servicios del área, así como los actos, acontecimientos y actividades que se deriven".

La contratación no especifica el número de empleados de la adjudicación, pero sí las personas que trabajarán por campaña y las nóminas, según las categorías profesionales. El coordinador estaba previsto que tuviera un sueldo de 19.812,18 euros, mientras que el de los informadores era de 17.313,86. El cómputo de horas anuales ascendía a 1.772.

DE LAS SUPERILLAS AL APARCAMIENTO DE MOTOS

El contrato preveía una campaña específica para difundir las superillas, con 10 informadores y dos coordinadores durante un día. También estaban previstas campañas de 30 días para sensibilizar sobre el aparcamiento de motos, bicicletas, patinetes y otros vehículos de movilidad personal, el área DUM de carga y descarga, ayudas a las rehabilitación y terrazas. La licitación tenía unos costes directos en "acciones y campañas de comunicación" de 300.666,14 euros sin IVA.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.