La alcladesa de Barcelona, Ada Colau​, abre la puerta a repetir al frente del gobierno municipal en una tercera ocasión. La primera edil de Barcelona en Comú recula después que en junio de 2019 asegurara en una entrevista que no "seguramente" este sería su último mandato.

"No descarto, si fuera necesario, acompañar un tercer mandato porque lo importante del compromiso es que el programa de transformación de Barcelona hacia una ciudad más sostenible, justa y democrática y líder en innovación social", anuncia Colau este domingo en una entrevista en El País.

En 2019, desde los micrófonos de Rac1, Colau dijo: "No vengo a alargarme en política pero nuestras políticas necesitan cuatro años más para consolidarse y para hacer esto lo mejor es hacerlo desde la alcaldía", declaró entonces.

'TIEMPO EXCEPCIONAL'

La regidora reconoce que en 2015 se plantó "una temporalidad" pero justifica su decisión por el "tiempo excepcional" actual. "Teníamos una serie de proyectos que les ha costado arrancar porque hemos vivido el procés, un atentado en La Rambla y ahora la pandemia", argumenta.

Sobre el cierre de bares y restaurantes decretado por la Generalitat la alcaldesa ha señalado que no cuestiona las medidas "pero sí exijo medidas igual de drásticas de apoyo a este sector para que no sea una víctima. No tiene la culpa y son miles de puestos de trabajo", ha subrayado. 

DISCREPANCIAS CON LA GENERALITAT

La alcaldesa ha explicado que durante la gestión de la pandemia han existido "discrepancias" entre el Ayuntamiento de Barcelona y la Generalitat de Cataluña. "Suficiente está sufriendo la gente con lo que ha pasado. Lo último que puede entender es que las diferencias no se resuelvan y se utilicen como arma arrojadiza", señala.

Colau ha afirmado sentir "orgullo" porque el consistorio barcelonés "es la administración pública de todo el Estado que está haciendo más política de vivienda: en cantidad, presupuesto que se destina y en innovación. Lo hacemos solos, la Generalitat ha abdicado".

DEPENDENCIA DEL TURISMO

La mandataria de los comunes rechaza que en el inicio de su primer mandato adoptara un papel "antiturista" y que su equipo prometió que "salvaría" la economía de una gran dependencia del turismo.

La alcaldesa considera que el centro de Barcelona"ha sido menos resiliente" y que debe caminar hacia un modelo "más mixto", con nuevas actividades económicas como el edificio de Correos o las reformas "pendientes" de la Rambla o Vía LAietana. "No era realista pensar que solo haciendo campañas de promoción el turismo sería la gallina de los huevos de oro para siempre. Todos lo sabíamos", ha insistido.

Colau ha alabado el papel del Gobierno (PSOE y Unidas Podemos) porque, dice, "está haciendo muy buenas políticas, que siempre se pueden hacer mejor; yo le pido más cosas", valora la edil de izquierdas, quien cree que el ejecutivo de Pedro Sánchez ha demostrado "una sensibilidad social que no se ha tenido en crisis anteriores". En contra, ha mostrado preocupación por el papel del PP, con un Pablo Casado "acomplejado" con Vox.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.