Expertos del sector de la aviación han alertado que la crisis del coronavirus ha dejado al aeropuerto de Barcelona en una situación delicada. El analista de la industria de la aviación Miquel Ros ha definido que el futuro de El Prat es “preocupante”, ya que la mayoría de las aerolíneas ven la capital catalana como un “mercado secundario”.

Durante una conferencia organizada por el Colegio de Economistas de Catalunya, Ros ha reconocido que el sector de la aviación puede tender a concentrarse en las principales ciudades, un hecho que dejaría Barcelona "un poco al margen". Al mismo tiempo, el experto ha señalado que la bajada en el número de cruceristas en el puerto afectará negativamente al tráfico de pasajeros en el aeropuerto de Barcelona.

“EL PRAT ES MÁS VULNERABLE QUE OTROS AEROPUERTOS”

"El Prat es un aeropuerto más vulnerable que Londres, París o Nueva York porque no es el gran hub de muchas aerolíneas", ha comentado Ros. A pesar de todo, en la misma conferencia también se ha valorado la posibilidad de que la crisis del coronavirus acabe beneficiando Barcelona.

El director de aeropuertos de Catalunya, Jordi Candela, ha apuntado la posibilidad de que una parte de los viajeros quiera evitar los grandes aeropuertos como medida de prevención contra el Covid-19. En este sentido, sería importante que Barcelona se ganara la etiqueta de "destinación segura", dice Candela.

CONTROLES SANITARIOS

El domingo pasado la Terminal 1 del Aeropuerto Josep Tarradellas operó un total de 80 vuelos comerciales en la primera jornada en la que se abrieron las fronteras terrestres y aéreas coincidiendo con el fin del estado de alarma por el coronavirus.

En total, la red de aeropuertos de Aena operó el domingo 650 vuelos en todo el día, 100 de los cuales vinieron del espacio Schengen, con un protocolo por el que los viajeros que llegaran al país tendrían que someterse a tres controles sanitarios.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.