El sindicato Sapol de la Guardia Urbana de Barcelona critica con dureza este lunes la gestión que hace la alcaldesa Ada Colau con el cuerpo de policía. Los guardias denuncian en un largo comunicado de tres páginas que la edil no se reune con la organización de trabajadores desde el verano de 2018 y echa de menos un mensaje claro y contundente por parte del gobierno municipal de apoyo a la policía y de rechazo a la violencia que han sufrido por parte de grupos de radicales estas dos últimas semanas.

 El comunicado acusa a Colau de "transformar la verdad, que es otra manera de faltar a la misma"El texto hace referencia a unas declaraciones de Colau en una entrevista en RTVE el pasado 4 de marzo. En la nota, los policías le reprochan que en seis años de mandato solo haya coincidido oficialmente una vez con "el sindicato profesional y mayoritario del cuerpo". Aseguran que la edil de Barcelona en Comú –que es la máxima responsable política de la Urbana– se niega "sistemáticamente" a atender las solicitudes de una parte importante de la plantilla para exponerle sus necesidades y problemas, "incumpliendo la normativa del propio ayuntamiento". La relación de la alcaldesa, los comunes y la policía, insisten, es "nula y espinosa".

REACCIÓN TARDÍA

Los policías echan en cara la reacción "tardía" que tuvo el Ayuntamiento de Barcelona con los altercados durante las manifestaciones en defensa de la libertad de expresión a raíz del encarcelamiento del rapero Pablo Hasél. El 27 de febrero esa violencia se dirigió contra una furgoneta de la Urbana que quemaron con un policía dentro. "La reacción no fue condenar la violencia, si no dar importancia a las causas de las protestas", se quejan.

La decisión de Colau de personarse como acusación particular en el ataque no es suficiente para el sindicato. El apoyo jurídico a los trabajadores municipales, siguen, es una "obligación" acordada entre sindicatos, "no es algo que quede a criterio de la alcaldesa" y le reprocha que, en un inicio, el consistorio quisiera delegar el papel acusador en la Fiscalía.

MODELO POLICIAL

Sapol critica que la alcaldesa se "adjudique méritos manifestando que ha efectuado promociones de 300 y 259 agentes que están en la calle, cuando la realidad es que una está en el periodo de la academia y de la otra todavía no se ha abierto el periodo de inscripción, estando operativos en 2022 y 2023 respectivamente, olvidándose de las jubilaciones anticipadas, personal en segunda actividad y el que no es operativo, etc".

Por último, el sindicato policial subraya que la Guardia Urbana se ha adaptado a las necesidades que van surgiendo en la sociedad, pero advierte que la manera en que el gobierno de Colau aborda las políticas de seguridad de Barcelona podrían "pervertir" la utilidad del mismo cuerpo.

 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.