Carlos Caballero, llamado el rey de la noche de Barcelona, ha sido condenado a un año y diez meses de prisión por apropiación indebida, en el que es el primer revés judicial del ciclo de juicios que tiene.

UN AÑO Y 10 MESES DE PRISIÓN

Según ha avanzado Crónica Global, el titular del juzgado penal número 10 de Barcelona condena a prácticamente dos años de cárcel a Caballero, exgestor del Teatre Principal, así como gerente de los burdeles Night Beach y Fuego, por apropiación indebida continuada.

El magistrado ve probado que el rey de la noche se quedó 23.221,44 euros del canon de alquiler de una discoteca en lugar de entregarlos al propietario, por lo que el magistrado le obliga a devolver la cantidad y le condena en costas.

PAGOS DEL ALQUILER DE TRES MESES POR VALOR DE 23.221,44 EUROS

La resolución judicial señala que el empresario firmó un contrato de alquiler del establecimiento de ocio nocturno Beethoven 15 a la sociedad Karaboo Business en 2014. Caballero actuó como administrador de la mercantil Tuisanter Planet SL, pese a que había vendido esta sociedad a una tercera persona cinco años atrás.

Con el nuevo arrendador ocupando el local, Caballero habría recogido los pagos del alquiler de tres meses por valor de los citados 23.221,44 euros. En lugar de remitirlos al propietario, no los entregó.

“SE APODERÓ DEL DINERO”

Según relata la sentencia, la secretaria de Tuisanter recogió la renta en efectivo y después, Caballero “se apoderó del dinero”, pese a que el acusado declaró que él tenía acciones en la sociedad y que la cantidad del alquiler la destinó a “pagar gastos”.

El magistrado no le cree porque Carlitos no aportó facturas en sede judicial, por lo que concurre “responsabilidad penal, ya que privó a los auténticos administradores de disponer el dinero en efectivo.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.