El Registro Civil de Barcelona no ha inscrito ningún fallecimiento desde el 23 de marzo hasta el cierre de las cifras de la semana pasada porque está colapsado y los servicios mínimos no dan abasto.

Por contra, las inscripciones de defunciones en todos los registros de Cataluña han aumentado respecto a las mismas semanas del año pasado, según recoge el acta de la reunión de este martes de la comisión de seguimiento del coronavirus del Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC).

"SATURACIÓN"

Detalla que las inscripciones de defunción durante la semana pasada en toda Cataluña incrementaron hasta un 120% en comparación a los mismos días de 2019, y del 6 al 12 de abril hubo un 98% más.

La comisión ya expuso la semana pasada que el Registro Civil de Barcelona no había inscrito ninguna defunción durante la quincena del 23 de marzo al 4 de abril por los mismos motivos, y de nuevo señala "los consiguientes perjuicios para los ciudadanos" de esta saturación.

PENDIENTES LAS INSCRIPCIONES DE NACIMIENTO Y DEFUNCIÓN

También la semana pasada se advirtió de que, pese al aumento de servicios mínimos, seguían siendo insuficientes y solo podían hacer expediciones de libros de familia y licencias de enterramiento, mientras que quedaban pendientes las inscripciones de nacimiento y defunción, por lo que el TSJC pidió implementar medios telemáticos para evitar que se pudiera "producir en el tiempo un colapso".

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.