ARCHIVADO EN:

Lío descomunal en el Agora International School de Sant Cugat del Vallès, uno de los mejores colegios privados de Cataluña y uno de los más prestigiosos de España. Hasta 380 familias han firmado una carta pidiendo la reducción de la cuota de escolarización del tercer trimestre (cerca de 1.000 euros mensuales por niño) por la caída de la caída del contenido lectivo debido a la reclusión por el estado de alarma.

Según informa este jueves Crónica Global, la gerencia del centro educativo se ha negado a hacerlo y avisa a las familias de que hay que estar al día con las cuotas para matricular a sus hijos el próximo curso, en una amenaza velada de expulsiones. Es una situación parecida a la rebelión que se vive en el Liceo Francés de Barcelona (LFB), otro colegio de prestigio situado en la parte alta de Barcelona.

REDUCCIÓN DE SERVICIOS

Lo ha explicado a este medio el propio interlocutor de las familias del Ágora, Óscar Ricardo Cabrera. "Estamos pidiendo algo razonable y de sentido común: reducir las cuotas de los meses en los que los estudiantes no han tenido clases presenciales y solo se ha impartido contenido online.

Cabrera argumenta que el servicio difiere al del momento que pagaron la matrícula. No hay lecciones de piscina, psicomotrocidad, inmersión en chino o música, entre otras", explica el padre. El familiar alerta de que "se ha puesto en contacto con el colegio en calidad de mediador, pero que la dirección no le ha hecho caso y le ha colgado el teléfono".

CASI 400 FAMILIAS RECLAMAN

El Agora International School es uno de los mejores colegio privados de Cataluña. Se trata, además, del número uno del país según la clasificación que elabora El Español y uno de los diez mejores de España según el ránking que realiza el diario El Mundo.

Según las estadísticas que ha podido consultar el citado medio catalán, actualmente han manifestado su apoyo a impagar cuotas hasta 379 familias del centro, que representan a 557 alumnos de un total de 1.500. Un 28% de estos hogares ya ha devuelto el recibo mensual de Agora de Sant Cugat, y otro 36% lo estaría valorando.

Pero todavía hay más. "Ya han empezado los contactos con abogados para interponer una denuncia. Habida cuenta de la negativa del colegio a condonar parte de las cuotas, que sean los tribunales los que decidan", ha manifestado Cabrera. De hecho, cartas internas del centro a las que ha accedido Crónica Global confirman este no a descontar parte de las tasas de escolaridad.

SOLO BAJAN CUOTAS EN ALUMNOS DE 0 A 3 AÑOS

En una de ellas que firma Vicenç Gandol, gerente, la dirección admite solo una reducción del 60% en enseñanza de 0 a 3 años y de un 40% en P3, P4 y P5. A partir de estas edades, no hay descuento. "Esperamos que entendáis que el colegio no puede realizar descuentos en la cuota de escolaridad de la educación obligatoria y postobligatoria.

Ello significaría ajustar de nuevo la jornada de estos equipos docentes y esa medida afectaría directa y significativamente a los educadores de vuestros hijos, a la calidad del modelo educativo a distancia y comprometería poder garantizar que todos nuestros alumnos adquieran los objetivos marcados a principios de curso", argumentan Gandol y su equipo.

SIN SOLUCIÓN A CORTO PLAZO

Visto lo visto, el conflicto en el Agora International School no tiene pinta de solucionarse pronto. Los padres insisten en dos argumentos. "No pedimos no pagar nada. Proponemos abonar una parte de la cuota llegando a un acuerdo con el colegio. La parte alícuota que se corresponda a la carga lectiva (menor que la presencial) que se esté dando", argumenta Cabrera.

"No hay que olvidar que aunque el colegio sea prestigioso, la mayoría de familias que tenemos hijos aquí somos pequeños empresarios y asalariados. No son familias ricas. Es gente que se gana la vida con negocios que no puede reabrir, o que trabaja por cuenta ajena y está en despido temporal (ERTE) por la crisis", dice este representante de las familias.

LO MISMO QUE EN EL LICEO FRANCÉS

La rebelión en el Agora International School de Sant Cugat es muy parecida a la que se está viviendo en el Liceo Francés de Barcelona (LFB). Esta institución educativa dependiente de la Agencia de Enseñanza Francesa en el Exterior (AEFE) rechaza reducciones en la cuota del tercer trimestre pese a que ha sido incapaz de responder a la reclusión con un programa de educación online sólido.

Ello ha soliviantado a los padres que, también, están llamando a impagar cuotas. Ante ello, el Gobierno francés ha anunciado un plan de rescate de los liceos franceses en el exterior. No obstante, la inyección de liquidez va dirigida a alimentar el fondo de solidaridad, y no a descontar las frais de scolarité, que es lo que reclaman las familias.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.