Los partidos de la oposición han aprovechado el suspenso (4,7) de los barceloneses a su alcaldesa, Ada Colau, en el barómetro municipal para cargar contra la gestión del gobierno de coalición de Barcelona en Comú y el PSC. En un tono más duro, PP y Ciudadanos creen que la encuesta demuestra el "fracaso" de Colau y cargan contra el PSC por "no cambiar nada" de las políticas del anterior gobierno de Colau en solitario. Los independentistas (ERC y JxCAT) muestran su "preocupación" por un suspenso "histórico".

La valoración de la ciudadania sobre la gestión del Ayuntamiento es peor que hace seis meses. Si en junio el 46,5% de les encuestados valoraban las políticas de Colau como buenas, ahora esta cifra ha caído hasta el 42,8%. Además, en diciembre son más los que piensan que la gestión es mala. En concreto, pasan del 42,2% al 43,6%. 

La regidora de ERC, Elisenda Alamany, El partido líder de la oposición, Esquerra Republicana, cree que estos resultados ofrecen la versión "más pesimista" de la ciudad y ha señalado el pacto con los socialistas como la principal causa de ello. Alamany opina que el PSC ha tenido más protagonismo que Colau y ha reprochado que la jefa del gobierno no se implique más en la denuncia de la situación "excepcional" que vive Cataluña en alusión a la sentencia condenatoria e los líderes del procés. 

JXCAT, MÁS CRÍTICO QUE ERC

ERC ha destacado que su líder, Ernest Maragall, es el único político que aprueba (lo hace con un 5) aunque su nota es peor que en junio cuando obtuvo un 5,4. JxCAT, la otra formación independentista ha endurecido su crítica a la gestión del Ayuntamiento destacando un "triple suspense histórico" respecto a la situación de la ciudad, la gestión del gobierno y la inseguridad.

El portavoz de JxCAT, Jordi Martí, ha asegurado que el barómetro de diciembre constata que el 68% de los barceloneses tienen la percepción de que la ciudad continúa empeorando, un dato que, según él,  es el más negativo de toda la secuencia histórica desde 1991. Sobre la inseguridad, que sigue siendo la principal preocupación y que ha subido casi dos puntos respecto a junio, Martí ha afirmado que las políticas de Colau "están en cuestión".

Respecto al problema de la inseguridad, el concejal de JxCat ha advertido de que Barcelona se encuentra ante otro récord negativo que constata que las mejoras en las que avanzaba el Gobierno municipal en este ámbito "están en cuestión". Sobre la primera nota de su líder, Elsa Artadi, que suspende con un 4,6, Martí la ha valorado positivamente argumentando que solo lleva cinco meses en el consistorio.

CS SEÑALA LA 'DECADENCIA' DE LA CIUDAD

Desde el ala constitucionalista, PP y Ciudadanos han intensificado las críticas al gobierno sociocomún. La presidenta del partido naranja, María Luz Guilarte, ha cargado contra la coalición municipal por "tener la ciudad sumida en la decadencia". Ciudadanos no entiende que la entrada de los socialistas en el Ayuntamiento no haya servido para "cambiar nada". En materia de seguridad, Guilarte ha recordado la oferta de un plan integral que propuso su partido y ha reprochado las "medidas estéticas como la incorporación de efectivos que no cubren ni las bajas por jubilación".

La jefa de filas del partido naranja acusa a PSC y Barcelona en Comú por igual por, según ella, "obviar la violencia del independentismo" durante las protestas de grupos de radicales en octubre tras la sentencia del procés.  Guilarte ha subrayado las "afectaciones" en el comercio de las barricadas que quemaron en el centro durante algunos días. Para la regidora, la prioridad del gobierno de Colau es "subirse al carro del independentismo con un tripartito de facto", en alusión a ERC. En relación los partidos del gobierno y los republicanos, la regidora ha lamentado que "solo se pongan de acuerdo para subir impuestos".

PP: 'ES UN FRACASO DE COLAU'

El portavoz del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Oscar Ramírez, ha asegurado este viernes que el resultado del barómetro demuestra el "fracaso" de la alcaldesa i "demuestra que el bipartito de Colau y el PSC en el Ayuntamiento batirá todos los récords negativos en Barcelona con solo seis meses de gestión", ya que un 67,7% de los encuestados considera que Barcelona ha empeorado.

"No es coincidencia que los índices de inseguridad y mala gestión política crezcan por los hechos ocurridos entre octubre y noviembre durante las protestas del independentismo violento", ha señalado Ramírez, en consonancia con Ciudadanos. También ha culpado al independentismo del empeoramiento de la situación económica, ya que "la fuga de empresas y las protestas con cortes de calles impiden una normalidad en el día a día de la ciudad que perjudican el comercio, el turismo y la restauración".

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.