Los botellones y el incivismo han copado la comisión de Presidència, Drets de la Ciutadania, Participació, Seguretat i Prevenció. Los distintos grupos de la oposición han acorralado al gobierno de Ada Colau y Jaume Collboni por "un problema de ciudad", según las palabras de Josep Bou (PP), que el Ayuntamiento ha sido incapaz de solucionar e impide el descanso vecinal en barrios como la Barceloneta, el Born y Gràcia, entre otros emplazamientos. Los botellones están prohibidos en Barcelona desde 2005 y ahora están completamente descontrolados y han derivado en actos de vandalismo y en venta ilegal de drogas y de alcohol, ha añadido la edil Eva Parera (Barcelona pel Canvi). "Se ha erosionado el principio de autoridad".

Todos los grupos de la oposición han presentado propuestas para poner fin a los botellones o para evitar que las imágenes de altercados o de fiestas masivas callejeras se repitan durante las fiestas de la Mercè. ERC, por ejemplo, ha pedido poner en marcha una campaña concentrada en los puntos negros de la ciudad que vaya de la mano de una mayor presencia policial durante seis meses. El concejal Jordi Coronas ha reclamado "tolerancia 0" con los que impiden el descanso de los barceloneses y ha exigido que se sancione cuando sea necesario. ERC, además, quiere que se modifique la normativa para evitar que las tiendas de alimentación puedan vender alcohol de alta graduación y cervezas a partir de las 22.00 horas. Según Coronas, el plan que propone su partido requiere de dotación presupuestaria, entre otros aspectos para pagar las horas extras de la Guardia Urbana.

Botellón en Barcelona / ARCHIVO - EUROPA PRESS
Botellón en Barcelona / ARCHIVO - EUROPA PRESS

EL PP PIDE UN PLAN DE CHOQUE

Desde el PP, Bou ha exigido un plan de choque contra los botellones. "En Sants y en Gràcia hemos visto situaciones intolerables. Es una obligación del Ayuntamiento de Barcelona evitar estas aglomeraciones en las calles que perjudican el descanso de los vecinos", ha dicho Bou sobre los botellones. Bou quiere que el Ayuntamiento ponga en marcha más operativos de prevención y ha exigido una mayor presencia policial en las calles para evitar que se repitan unas instantáneas "muy preocupantes" de agresiones, peleas e incivismo, que dañan la imagen de Barcelona y perjudican la vida de los vecinos. 

Agentes de la Guardia Urbana en los botellones de las fiestas de Sants / REDES SOCIALES
Agentes de la Guardia Urbana en los botellones de las fiestas de Sants / REDES SOCIALES

El grupo de Barcelona pel Canvi, que ahora lidera Parera tras la marcha de Manuel Valls, ha pedido al gobierno de Ada Colau un plan para combatir el incivismo y la inseguridad derivada de los botellones que se suceden en la ciudad desde el final del estado de alarma, a principios de mayo. Desde hace más de cuatro meses, el consumo de alcohol en la calle se ha enquistado y el Ayuntamiento ha sido hasta ahora incapaz de pararlo. La regidora sostiene que la proliferación de botellones han comportado un problema de incivismo y de salud y propone abordar el fenómeno desde ambos ámbitos. Parera también ha solicitado que los locales de ocio nocturno puedan reabrir. La edil ve a discotecas y a bares musicales como "aliados" para combatir el incivismo y la inseguridad derivada de los botellones.  

MESA CIUDADANA

En la comisión, el Ayuntamiento ha presentado una medida de gobierno para intentar frenar el problema. En noviembre, el gobierno de Colau y Collboni convocará la primera reunión de la Taula ciutadana per una nit cívica i segura. De la citada mesa, compuesta por el gobierno de la ciudad, entidades sociales y económicas y los grupos de la oposición, deberían salir propuestas a medio y largo plazo para apaciguar la noche barcelonesa. Batlle ha dicho que el plan debería estar listo antes del próximo verano y que el abordaje debería ser integral.

Pero la medida, como ha subrayado Jordi Martí (JuntsxCat), llega tarde. "Han reaccionado muy lentamente". Para Martí, este verano no se han utilizado todos los recursos para atajar el problema y ha reclamado que en la puesta en marcha de esta medida de gobierno haya una coordinación con los distritos porque si no fracasará. El partido de Elsa Artadi también ha presentado una iniciativa, que iba enfocada a evitar que los altercados se repitan en las próximas fiestas de la Mercè y en otras fiestas mayores que se tienen que celebrar.  

Restos de suciedad en la plaza del MACBA tras otra noche de botellón / CEDIDA
Restos de suciedad en la plaza del MACBA tras otra noche de botellón / CEDIDA

DE MESSI A MARTIN BRAITHWAITE

Desde Ciutadans, Paco Sierra se ha mostrado muy decepcionado con Albert Batlle, teniente de alcaldía de Seguridad y Prevención. "En uno de los primeros meses me referí a usted como el Messi de la seguridad. Ahora es Martin Braithwaite". Sierra ha pedido a Batlle que deje el cargo y se limite a ser el concejal de Sarrià-Sant Gervasi para ir a visitar obras y a ver habaneras. Para Ciutadans, no se puede decir que hacia la primavera o el verano próximo el problema de los botellones puede estar solucionado. "Tienen que hacer cumplir el Código Penal. Esto es jauja". La iniciativa de Ciutadans se ha referido también a intentar evitar problemas en la Mercè y ha pedido la colaboración de los distintos cuerpos policiales. 

Batlle se ha defendido de los ataques de la oposición, aunque lo cierto es que las imágenes que se han visto este verano en Barcelona hablan por sí solas: el gobierno de Colau está desbordado y tiene ante sí una difícil papeleta. Batlle ha recordado que este verano se han desalojado a más de 270.000 personas en 2.000 espacios de la ciudad. "Cada día han habido intervenciones policiales". Según Batlle, más de 7.000 de las 10.700 denuncias impuestas por la Ordenanza de civismo este verano ya se han cobrado. Relacionadas con el consumo de alcohol en la calle, el Ayuntamiento ha puesto entre junio y agosto 5.468 multas.

Botellón en una playa de Barcelona / ARCHIVO - EUROPA PRESS
Botellón en una playa de Barcelona / ARCHIVO - EUROPA PRESS

Según el gobierno de la ciudad, en Barcelona se han incorporado últimamente 400 nuevos agentes de Guardia Urbana y Mossos d'Esquadra que se han destinado a preservar los entornos vecinales. Y la mitad del dispositivo nocturno de la Guardia Urbana se dedica a la prevención y a la gestión de las incidencias de estas concentraciones. Batlle ha añadido que en pocos días se explicará el dispositivo policial para la Mercè. En cualquier caso, el concejal ha asegurado que se garantizará una fiesta segura y responsable.

SIN UN MENSAJE CLARO

El concejal, que fue el número tres en las listas del PSC en las elecciones municipales de 2019, ha mostrado su preocupación por el aumento del consumo de alcohol entre menores de edad y ha alertado que el fenómeno de los botellones afecta a todos los distritos de la ciudad. "Ninguno de los 10 distritos está libre de estas situaciones ni de las molestias", ha asegurado .

Algunas de las propuestas presentadas por los grupos se han aprobado, otras no. Pero lo peor, como ha recalcado el edil de ERC, es que no se sale de la comisión con un mensaje claro hacia la ciudadanía. Muy probablemente, Barcelona tiene botellones para largo. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.