ARCHIVADO EN:

La dirección de Nissan se ha reunido este jueves con el comité de empresa para tratar el futuro de la planta situada en la Zona Franca. En el encuentro no se ha podido concretar si esta fábrica sufrirá más recortes de personal, después de que se haya pactado la salida de 600 trabajadores así como otras 100 bajas voluntarias adicionales.

12.500 TRABAJADORES

Esta reunión se ha producido después de que la empresa de automoción haya hecho público que, entre 2018 y 2023, vaya a prescindir de 12.500 trabajadores de todo el mundo, sin indicar qué países serán los afectados.

Por este motivo, el comité de empresa pidió una reunión con carácter de urgencia con la dirección para conocer cómo afectaría este reajuste a las plantas de las que dispone la multinacional en la provincia de Barcelona. Pese al encuentro, los responsables han asegurado desconocer en qué fábricas se llevarán a cabo estos recortes.

REESTRUCTURACIÓN EN DOS GRUPOS

La dirección de Nissan ha explicado que la reestructuración de la plantilla se realizará en dos grupos. Las primeras 6.400 salidas serán las comprendidas entre 2018 y 2019, que se llevarán a cabo en ocho países. Seguidamente, entre 2020 y 2023, la compañía despedirá a 6.100 empleados más en un total de seis países.

Fuentes de la empresa automovilística han explicado que no disponen de más información sobre cuales serán los países donde se llevarán a cabo estos recortes, ya que el presidente de la compañía, Hiroto Saikawa, ha rehusado concretar donde se producirán estas medidas.