Las instalaciones del metro han quedado muy afectadas por la intensa lluvia caída este sábado en Barcelona. Al cierre de esta edición, Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB) no había hecho un balance de los daños, pero algunos vídeos a los que ha tenido acceso Metrópoli Abierta muestran como las estaciones de Verdaguer (L4) y el vestíbulo de Sagrada Família (L2 y L5) totalmente anegados por el agua.

En el vídeo de la Sagrada Família se ve a decenas de usuarios atrapados en la vestíbulo, muy cerca de los andenes de la L5. El agua cae a chorro por el techo.

LA L2, CERRADA

El aguacero ha coincidido con el inicio del corte de seis paradas de la L2 durante todo el mes de agosto. La parada de Sagrada Família es el principio o final de línea -según se mire-. La clausura del servicio hasta el 30 de agosto deja sin funcionar la línea hasta Paral·lel.

Otra estación que ha quedado muy afectada es la de Verdaguer. En un vídeo, grabado por uno de los trabajadores que va en la cabina de uno de los convoyes de la L4, se puede ver las escaleras convertidas en cataratas. El agua llega hasta las vías.