El Trashtag Challenge está recorriendo medio mundo a través de las redes sociales. Y, Barcelona, después del éxito cosechado con el plogging –correr y recoger basura a la vez–, no podía quedarse atrás. Este reto viral (y ecológico) consiste en limpiar los espacios naturales: así de simple. Hace unos días, en Metrópoli Abierta abordábamos la cuestión y lanzábamos la pregunta: ¿cuándo llegará el reto a la ciudad? Pues, “plegarias atendidas”, que diría Truman Capote.

“Estamos organizando una acción junto con Pure Clean Earth para el 7 de abril”, ha anticipado el voluntario Ricard Rodríguez a este medio. “El plan es realizar un trashtag challenge en el parque de la Ciutadella ese mismo día por la tarde, sobre las 17 horas”, detalla el joven proclive al zero waste. Así, su intención es aprovechar este reto viral para llegar a más gente y beneficiar al planeta.

PLASTIC ATTACK, POR EL BIEN DEL MEDIOAMBIENTE

El joven es, de hecho, uno de los integrantes de la iniciativa Plastic Attack, que trata de unir la denuncia de la contaminación con la sensibilización social. Acción y toma de conciencia. Dos en uno. A lo largo de este primer año de vida han realizado cuatro performances enfrente de supermercados para que los clientes se dieran cuenta de la innecesaria cantidad de plástico que recubre sus alimentos. Capas y capas sin sentido. 

El joven que dio a conocer el reto viral Trashtag Challenge
El joven que dio a conocer el reto viral Trashtag Challenge

El precursor del otro movimiento global, el Trashtag Challenge, fue un abogado indio, Afroz Shah, de 33 años, en 2016. En tan solo dos años, consiguió que se recogieran unos dos millones de kilos de desechos de la playa de Versova, en Bombay, gracias a la ayuda de cientos de voluntarios.

DATOS (DEMOLEDORES) SOBRE RESIDUOS

No es para tomárselo a broma. Según expertos medioambientales, cada año se generan más de 1.300 millones de toneladas de residuos domésticos y solo unos 300 millones terminan en los vertederos. Eso significa que el resto, en su mayoría, va a parar a los mares y océanos. La ONU ha dado toques de atención en reiteradas ocasiones. Y el departamento de Medio Ambiente ha insistido: “Se necesitan medidas urgentes ahora”.

Greenpeace también ha puesto el grito en el cielo por el cambio climático y la producción masiva de plástico: solo se recupera un 25 % de los envases y el resto contamina el planeta en las incineradoras o los vertederos. Se necesita un cambio de conciencia y, para ello, llega el Trashtag Challenge.