ARCHIVADO EN:

La movilización convocada por la CUP en contra de la mesa de diálogo ha reunido este miércoles solo a una cincuentena de personas cerca de la plaza Sant Jaume de Barcelona.

Bajo el lema "Ni pactos, ni renuncias. ¡La lucha es el único camino!", la CUP, Arran, Alerta Solidària y otras organizaciones cercanas a la CUP habían convocado una concentración en la plaza Sant Jaume para protestar por la reunión de la mesa de diálogo en el Palau de la Generalitat. Pero el dispositivo de seguridad de los Mossos d'Esquadra en torno al Palau de la Generalitat –donde se han reunido Pere Aragonès y Pedro Sánchez– ha impedido a los manifestantes acercarse.

Por este motivo, los protestantes se han tenido que conformar concentrándose en el cruce entre la calle Ferran y la Rambla, desde donde han avanzado hacia la línea policial, en la calle Avinyó, coreando lemas como "Independencia o sumisión" o "ERC y JxCat, la paciencia se ha acabado".

Sus organizadores han denunciado "una operación para reformar el Estado" que cuenta "con el beneplácito de los gobiernos autonómicos" y de ERC. También han acusado al Gobierno de haber ido a la mesa sin "voluntad de negociar" y han defendido que lo que empezó "en las calles no se puede cerrar en una conversación de despachos”.

MANIFESTACIÓN POR LOS CDR PROCESADOS

A las 20:00 horas, se ha iniciado otra concentración, en este caso convocada por los CDR en la plaza Sant Jaume. Como ya había finalizado la reunió de la mesa de diálogo, a esa hora ya se podía circular.

La concentración, convocada para denunciar la situación de los 13 miembros de los CDR a los que el juez de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón propone juzgar por delito de terrorismo, ha reunido a otro medio centenar de personas.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.