ARCHIVADO EN:

El yate Al Raya, tercera embarcación de recreo más grande a nivel mundial, pasa un verano más en Barcelona. El buque, propiedad hasta hace poco de Alisher Usmanov, el hombre más rico de Rusia, ha atracado en el One Ocean Port Vell, ajeno a los rebrotes de coronavirus que están apareciendo en diferentes zonas de la ciudad.

Según avanza Crónica Global, el macroyate, de unos 110 metros de eslora y que suma varios premios, lleva “tiempo” en la marina deportiva de la capital catalana. Según Vessel Finder, la embarcación llegó en noviembre de 2019 y ya no se ha movido desde entonces. Después del decreto de estado de alarma se desconoce quién será el futuro propietario del buque.

220 MILLONES DE EUROS

Uno de los candidatos para comprar el yate podría ser la familia real de Bahrein. Según relata Yachtarbour, Usmanov colocó el Dilbar, después Ona y ahora llamado Al Raya a un miembro de la familia del Golfo Pérsico. La operación podría haber alcanzado los 250 millones de dólares, 220 millones de euros al cambio.

Tras ello, no obstante, varias fuentes apuntaron a que el accionista de referencia en Metalloinvest, que tiene también posiciones en Facebook y Xiaomi, seguiría utilizando el megayate.

EL 'SECRET', A LA VENTA

Otro megayate también se encuentra en la ciudad condal. El macrobuque Secret busca comprador. La nave de 82 metros de eslora pasó por el portafolio de Nancy Walton Laurie, la hija del fundador de la cadena de supermercados estadounidenses Walmart. Ahora ha aterrizado en el mercado por un precio de 99 millones de euros, 87 millones de euros al cambio.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.