Mossos d’Esquadra, Policía Nacional y la Guardia Urbana de la ciudad se han desplegado este viernes a las 12:00 horas en varias estaciones de metro y de tren de Barcelona en una nueva redada contra los carteristas reincidentes, en el marco del dispositivo Draga que arrancó el pasado 27 de agosto.

Miembros de los tres cuerpos policiales participan desde este mediodía en el dispositivo en las principales estaciones ferroviarias y de metro de Barcelona, aquellas con más afluencia de viajeros y turistas como Sagrada Familia, Catalunya, España y Diagonal.

REDUCIR LA ACTIVIDAD DELINCUENCIAL

El dispositivo sirve para sumar nuevos efectivos de la Policía Nacional, que aprovechan la operación para detener a las personas que cometen algún robo en el suburbano. Els Mossos, por su parte, aprovechan la operación para identificar a los principales sospechosos y los que tienen algún requerimiento policial o judicial pendiente por algún delito.

ÚLTIMO OPERATIVO

Los Mossos d'Esquadra y la Policía Nacional identificaron a finales de agosto, en la primera intervención del dispositivo Draga, a 70 supuestos carteristas reincidentes del metro de la ciudad, de los que uno fue detenido por una orden vigente y otros 22 fueron arrestados​ por infracción de la ley de extranjería.

MÁS DE 100 CARTERISTAS DIARIOS

Según la Guardia Urbana y los Mossos, cada día hay entre 80 y 100 carteristas –la mayoría de ellos reincidentes– que se pasean por los vagones del metro con el objetivo de hurtar a los usuarios del transporte público.

Esta actuación se lleva a cabo tras el incremento en un 30% de los robos violentos en la capital catalana en lo que llevamos de año y cuando la consejería de Interior insiste en su petición de que se reforme el código penal para dar más herramientas para alejar a los delincuentes de los puntos en los que acostumbran a cometer los delitos.