L'Hospitalet de Llobregat no permitirá la instalación de casetas de venta de petardos hasta, al menos, el final del estado de alarma, una decisión que el sector pirotécnico ha calificado de "incomprensible".

El presidente de la Asociación de Fabricantes y Mayoristas de Cataluña de Fuegos de Artificio (AFIMAC), Josep Maria Vilardell, ha reprochado en declaraciones a Efe que se pueda "ir a la playa", hayan "abierto los comercios y los bares", se permitan "hacer fiestas en el espacio publico de 800 personas" y, en cambio, "una caseta de petardos no pueda abrir".

ADAPTAR LA CELEBRACIÓN

El portavoz ha explicado que el sector pirotécnico catalán lleva meses elaborando un plan y una campaña para adaptar la celebración de la verbena de San Juan a la situación provocada por la pandemia, así como que ha mantenido contactos con otros municipios grandes como Barcelona, Badalona y Terrassa que sí han autorizado la instalación de casetas. "Nos ha apoyado todo el mundo, desde el presidente Torra hasta el Partido Popular, pasando por la Guardia Civil o la Subdelegación del Gobierno", ha añadido Vilardell.

Por contra, ha lamentado que el Ayuntamiento de L'Hospitalet no les contestó en ninguna ocasión, hasta que el pasado martes recibieron un breve mensaje que decía que no autorizaría nada hasta el fin del estado de alarma.

"No hay ningún motivo para impedir que abran las casetas. Es injusto. Luego pregonarán que hay que apoyar la economía, pero no lo están haciendo", ha criticado el portavoz.

MÁS DE 20 CASETAS

La decisión tomada por el consistorio afectará a más de 20 puntos de venta que, si continúa el calendario establecido, no podrán abrir hasta el día 22. Según Vilardell, esto "no sería una solución" porque con tan poco margen de tiempo habría riesgo de colas y aglomeraciones.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.