Patrulleros uniformados con las boinas y las camisetas características de los Guardian Angels podrán verse próximamente en Barcelona: su llegada ya es oficial. Miembros de la conocida ONG nacida en el conflictivo barrio del Bronx en 1979 se preparan para su “capítulo” contra los delitos en la capital catalana, tal como ha podido saber Metrópoli Abierta. Tras varias reuniones con miembros de las patrullas ciudadanas como la que lidera Eliana Guerrero –la famosa 'cazacarteristas' del metro–, ultiman ahora sus movimientos para ponerse en marcha.

Su objetivo, según describen, es “proveer y ayudar a las autoridades y comunidades” a obtener “el goce del derecho a la vida”. Para lograr su cometido se basan en los Artículos 2 y 3 de la Declaración de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas. Su modus operandi se centra, sobre todo, en “la disuasión y prevención visual” fomentando “el orgullo comunitario y la mentalidad cívica”. Es por eso que siempre actúan en grupo.

SE ENTRENAN CON UN INSTRUCTOR EXPERTO

Para poder defenderse, se están entrenando físicamente en Barcelona varios días a la semana. El instructor oficial de los patrulleros, Arthur Sánchez, lleva más de 30 años en el mundo de las artes marciales y más de 20 impartiendo clases de Wing Tsun. “Les enseño a trabajar en binomios para lograr reducir sin golpear”, explica a Metrópoli Abierta. “A protegerse de armas blancas”, ejemplifica. “Pero, sobre todo, a trabajar de forma coordinada para poder reducir a un delincuente utilizando la mínima violencia posible”, añade.

Un momento durante el entreno de los Guardian Angels en Barcelona / Cedida
Un momento durante el entreno de los Guardian Angels en Barcelona / Cedida

La reconocida organización, que ya opera en más de 13 países del mundo y 130 ciudades nació con un objetivo. Su fundador, Curtis Sliwa, soñaba con organizar a un grupo de vecinos para poner fin a la inseguridad y el crimen que vivían en la comunidad.

Fue entonces cuando empezaron a desarrollar programas orientados a rehabilitar espacios públicos y a montar grupos de auxilio ciudadano para prevenir e impedir los delitos. A día de hoy, su exitoso modelo cuenta con más de 55.000 voluntarios y abultadas donaciones.

OPOSICIÓN DEL AYUNTAMIENTO Y LOS MOSSOS

Según el parecer de la organización y el de las patrullas ciudadanas, “Barcelona necesita a personas que ayuden a los cuerpos de seguridad”. No obstante, agentes del cuerpo de los Mossos d’Esquadra han alertado a los participantes que patrullan del peligro que puede suponer frenar a delincuentes por su cuenta. Sin ir más lejos, varios de los miembros del proyecto han denunciado amenazas reiteradas a través de las redes sociales y la propia Eliana Guerrero sufrió destrozos en su piso.

Una imagen de miembros de los Guardian Angels con su camiseta / Cedida
Una imagen de miembros de los Guardian Angels con su camiseta / Cedida

El teniente de alcalde de Seguridad, Albert Batlle, también anunció en reiteradas ocasiones que perseguirán a los grupos de vecinos que actúan de forma independiente contra la inseguridad en Barcelona. "Son inadmisibles", declaró. "La seguridad pública es una responsabilidad de los poderes públicos, de la administración pública y de las fuerzas policiales. No es aceptable cualquier tipo de autoorganización en materia de seguridad", valoró.

MOVIMIENTOS CIUDADANOS CONTRA LA INSEGURIDAD

La llegada de esta ONG no es casual: se produce en un momento de fuerte agitación en la ciudad. Durante este último año –con un repunte del 30 % en los robos con violencia– han surgido distintas iniciativas ciudadanas en la ciudad para frenar la delincuencia por su cuenta. Una de ellas es Salvalona, encabezada por Guerrero junto con Tito Álvarez, conocido como "el rey del taxi" por su papel en la lucha del sector.

Otra es Barcelona Residents Against Robbery, formada por vecinos cansados de los constantes hurtos y robos en la ciudad. Pese a haber conseguido reunir a miles de personas por la misma causa, su página de Facebook fue cerrada el pasado día 16 de agosto. Con ciertas discrepancias entre algunos miembros del grupo, BROAR se ha reabierto con un menor número de adeptos y una mayor cautela en sus publicaciones.

UNA FUERTE DIFUSIÓN EN LAS REDES SOCIALES

La "plataforma colaborativa de seguridad ciudadana" Helpers [BCN] es otra de ellas. Su función es informativa: realiza un mapaje en tiempo real de los hechos delictivos que se cometen en la capital catalana. La página, presente en la red social Twitter, cuenta con diversos colaboradores que informan sobre lo que está pasando en la ciudad.

Y, también desde Twitter, Hartos de Hurtos comparte aquellos actos delictivos que se cometen en espacios públicos de la ciudad, divulgando material audiovisual que ayuda a situar el lugar y definir a los responsables de estas actuaciones.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.