ARCHIVADO EN:

La consellera de Presidencia y portavoz del Govern, Meritxell Budó, ha asegurado este martes que la Generalitat decretará una "nueva etapa" de la desescalada cuando el Gobierno decida que las regiones sanitarias de Barcelona y Lleida pasen a la fase 3 de la desescalada.

Según ha explicado, "desde el Govern" no se regulará la fase 3, sino una "nueva etapa, que seguirá siendo una etapa de emergencia a causa del Covid". Así, la Generalitat sustituirá la fase tres de la desescalada para dar paso a una nueva etapa haciendo uso de sus competencias.

DECISIÓN INMEDIATA

Budó ha anunciado que esta decisión se tomará "inmediatamente" cuando el Gobierno permita el paso a la fase 3, pudiéndose fijar el nuevo periodo marcado por el Govern en cuestión de horas o de un día.

Durante este tramo marcado por el gobierno autonómico catalán, se regularán aspectos como la movilidad, higiene, uso de mascarillas, la protección de los colectivos más vulnerables, y la obligación de aislarse y de comunicar a las autoridades sanitarias si una persona tiene síntomas de coronavirus.

Budó ha afirmado que serán "medidas de carácter genérico", que se acompañarán de los planes de desescalada que defina el Procicat y las medidas irán evolucionando a medida que avance la situación sanitaria.

MOVILIDAD ENTRE REGIONES

La portavoz del Govern ha señalado que con esta nueva etapa se permitirá la movilidad entre regiones sanitarias, por lo que podrá haber desplazamientos a segundas residencias o para visitar familiares.

Por ello, ha remarcado la importancia de iniciar esta etapa antes del fin de semana para que los desplazamientos, teniendo en cuenta que la próxima semana es Sant Joan, se puedan hacer "de una manera mucho más esponjada y estirada en el tiempo", y las salidas de las grandes ciudades sea más escalonada.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.