ARCHIVADO EN:

El dispositivo policial conjunto en el Front Marítim que se activó este pasado lunes en la ciudad ha servido para acabar con los vendedores ambulantes de la zona. De hecho, estos últimos días las zonas donde suelen estar ubicados los manteros están llenas de agentes de los Mossos d’Esquadra, la Guardia Urbana y la policía portuaria.

Por contra, otros espacios de la ciudad como la Sagrada Familia o delante del Museu Nacional d’Art de Catalunya (MNAC) se han llenado de vendedores ambulantes que ofrecen, principalmente a los turistas, toda clase de objetos.

SAGRADA FAMILIA Y PARK GÜELL

Desde la Plataforma de Afectados por el Top Manta, que reúne a 43 entidades, exigen que también haya vigilancia permanente por la zona de la Sagrada Familia, donde se han llegado a contabilizar más de 50 manteros en un fin de semana.

Otra de las zonas más controvertidas de Barcelona es el Park Güell, donde los vendedores ambulantes se pasean diariamente entre los turistas de la ciudad. Esta mañana agentes de paisano han tenido que intervenir, echándoles del parque e incautando algunos de los productos con el objetivo de que dejaran de practicar la venta ilegal de productos.