El restaurante Windsor, uno de los locales de lujo más emblemáticos de L'Eixample barcelonés /  EFE - Toni Albir
El restaurante Windsor, uno de los locales de lujo más emblemáticos de L'Eixample barcelonés / EFE - Toni Albir

Cataluña pide el estado de alarma: ¿Cómo sería y qué implicaría en Barcelona?

El objetivo es poder incrementar las restricciones de movilidad y decretar un “toque de queda nocturno”

Guardar
Periodista

El Govern se ha reunido este viernes de forma extraordinaria para solicitar al Ejecutivo central la declaración del estado de alarma en Cataluña ante el avance de la segunda ola del coronavirus.

El objetivo de esta medida es poder incrementar las restricciones de movilidad y decretar un "toque de queda nocturno" que, según detalló el presidente en funciones, Pere Aragonès, se aplicaría desde las 23:00 hasta las 6:00 horas. El Govern no aclaró si las nuevas medidas acarrearán el fin del cierre de bares y restaurantes.

APELAN A LA “RESPONSABILIDAD”

"La situación es muy grave y debemos evitar que acabemos como en marzo", ha advertido el vicepresidente del Govern, que ha hecho un llamamiento a la "responsabilidad" y a que todos los ciudadanos "se queden en casa" este fin de semana.

TOQUE DE QUEDA

La consellera de Salut, Alba Vergés, ha argumentado que el Govern aprobó un decreto ley que permite "poder tomar las medidas necesarias" para hacer frente a la pandemia y que incluye la posibilidad de tomar medidas para limitar la movilidad. "Limitaremos la movilidad, un toque de queda, lo que sea, cuando lo creamos necesario", ha dicho en una entrevista en TV3.

La consellera ha sostenido que el toque de queda no es una decisión "que tenga que ser para todos igual", sino que se debería tomar en Cataluña. Ha apuntado que València "lo pedirá por autorización judicial", por lo que no sería necesario el estado de alarma, y ha abierto la puerta a que Cataluña aplique la misma vía que València.

BARES Y RESTAURANTES

Respecto al efecto de un toque de queda en el cierre de bares y restaurantes, Vergés ha dicho que una cosa es independiente de la otra y que hace falta ver cómo evoluciona todo, incluido el efecto del cierre de la hostelería.

En este sentido, ha señalado que esta próxima semana se analizará el impacto de esta medida en la evolución de la pandemia. "Analizaremos los datos tras haber tomado medidas como el cierre de bares, restaurantes y centros de estética y veremos si las medidas son correctas y veremos qué pasa", ha dicho.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.