El Hivernacle de Barcelona, situado en el parque de la Ciutadella, presenta un aspecto deplorable desde hace tiempo. El histórico espacio, declarado Bien Cultural de Interés Local, lleva casi 15 años clausurado, y no son pocas las veces que el gobierno municipal se ha comprometido a rehabilitarlo sin llegar a suceder, la última en 2019. Este martes, BComú, PSC y ERC han vuelto a anunciar algo en la misma línea. El proyecto de reforma del edificio, que cuenta con un presupuesto de 400.000 euros para iniciar la fase 1 de la obra, es una de las inversiones del fondo de 30 millones de euros presentado hoy por los tres partidos, y que contiene actuaciones en todos los distritos de la ciudad.

Imagen representativa del proyecto/ AJBCN
Imagen representativa del proyecto/AJBCN

Los plazos de la reforma proyectada están pensados para que el recinto vea la luz renovado antes de final de legislatura, en 2023, pero habrá que esperar para ver si esta vez la promesa se cumple.

FALSAS PROMESAS

Antes de su cierre en 2006, el edificio modernista construido con motivo de la Exposición Universal de 1888, se convirtió en un concurrido restaurante. Pero desde que bajara la persiana, solo ha abierto en algunas ocasiones especiales. En la última década, el Ayuntamiento ha llevado a cabo distintas obras, en las que se ha gastado al menos 1,8 millones de euros. Las últimas reformas que se anunciaron fueron a finales de 2015 por un valor de 802.871 millones de euros. Tenían que durar ocho meses y finalizar en verano de 2016, pero la reforma se paralizó porque la empresa que tenía que hacer los trabajos entró en concurso de acreedores.

Dos sintecho, en el interior del Hivernacle / METRÓPOLI ABIERTA - JORDI SUBIRANA
Dos sintecho, en el interior del Hivernacle / METRÓPOLI ABIERTA - JORDI SUBIRANA

REFUGIO DE PERSONAS SIN TECHO 

En marzo de 2019, antes de las elecciones municipales, la comisión de Urbanismo, Ecología y Movilidad aprobó retomar con urgencia los trabajos de rehabilitación. Sin embargo, casi dos años después, el inmueble sigue totalmente abandonado. De hecho, tal y como explicó Metrópoli Abierta el mes pasado, es utilizado por personas sin techo para resguardarse.

En febrero del año pasado, fuentes municipales consultadas por este medio explicaron que el proyecto de restauración estaba en fase de redacción, pero no facilitaron ninguna fecha concreta para el inicio de los trabajos. Ahora parece que se ha dado el primer paso.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.