Las universidades públicas sitas en Barcelona cuentan con 14.000 estudiantes y emplean a 11.900 profesores e investigadores, según datos facilitados por el Ayuntamiento con motivo de la firma, este miércoles, de un convenio del consistorio con cinco universidades de la ciudad. Dicho convenio pretende “reforzar” a Barcelona como 'campus universitario', y sus dos principales objetivos serán promover acciones para mejorar la equidad educativa o impulsar proyectos de investigación.

El convenio vincula al Ayuntamiento con la Universitat de Barcelona (UB), la Universitat Politècnica de Barcelona (UPC), la Universitat Autònoma de Barcelona (UAB), la Universitat Pompeu Fabra (UPF) y la Universitat Oberta de Catalunya (UOC).

El documento lo han firmado, junto a la alcaldesa, Joan Elias (UB); Margarita Arboix (UAB); Pelegrí Viader (UPF); Francesc Torres (UPC); y Josep A. Planell (UOC)

La firma de este convenio universitario compromete a la administración municipal a adoptar "un rol proactivo" en la relación con las universidades. Más allá de los dos objetivos ya citados, la colaboración entre la ciudad y estas cinco universidades también buscará “desarrollar conjuntamente una red de infraestructuras ciudadanas y universitarias" e "incentivar la movilidad de estudiantes, personal investigador y profesorado".

El Consejo Asesor Municipal de Universidades (CAMU) será el encargado de intermediar entre ambas partes, en tres ámbitos de trabajo: infraestructuras y equipamientos; educación, investigación y empleo, y transformación social.

“Queremos ser una ciudad universitaria, consolidar Barcelona como referente de la ciencia y el conocimiento; hacer de la capital catalana una ciudad amiga de la investigación extranjera, pero que también retenga talento”, ha declarado Colau en el Salón de Crónicas del ayuntamiento.