A lo largo de 2020, Metrópoli Abierta ha informado de que el Ayuntamiento de Barcelona había iniciado un gran vaciado de sepulturas por impago. El pasado mes de junio, la empresa municipal Cementiris de Barcelona decía que tenía previsto vaciar 6.000 nichos. La cifra se ha quedado corta. Fuentes municipales informan que el año pasado se iniciaron 8.847 "expedientes de caducidad de sepulturas" y este enero ya ha puesto en marcha otros 370, es decir 9.217 en poco más de un año.  

El desahucio de sepulturas es un procedimiento reglado que se activa cuando el titular lleva 20 años consecutivos sin abonar la tasa de conservación, apuntan fuentes del consistorio barcelonés. Antes de sacar los restos del nicho, el Ayuntamiento intenta localizar a los titulares o herederos de la sepultura y se les apremia a regularizar la situación con el objetivo de evitar tener que declarar que la construcción ha sido abandonada y que la empresa municipal recupera la titularidad.

MONTJUÏC Y COLLSEROLA, LOS CEMENTERIOS MÁS AFECTADOS 

Muy probablemente, los desahucios de sepulturas en los camposantos de Barcelona no acabarán aquí. Fuentes municipales dicen que los expedientes se abren a medida que se producen los vencimientos sin precisar cuántos nichos pueden declararse abandonados a lo largo de 2021. De momento, esta semana, la Gaseta Municipal, el boletín oficial del Ayuntamiento, ha publicado varios listados con más de 4.500 sepulturas afectadas. Éste uno de ellos. La mayoría de los desahucios afectan a los cementerios de Montjuïc y Collserola, informó el Ayuntamiento.

De los 8.847 expedientes abiertos el año pasado, en 7.546 ya se ha hecho la publicación inicial y los próximos días se hará lo mismo con el resto en los medios oficiales. En los 370 expedientes iniciados este 2021, la publicación inicial de la caducidad se publicará las próximas semanas. Las fuentes municipales insisten en que siempre se sigue "escrupulosamente" lo que indica la Ordenanza de cementerios y el procedimiento administrativo.

DISPONIBILIDAD DE SEPULTURAS

Según el Ayuntamiento, el desahucio de sepulturas se activa por incumplimiento de los artículos 69 y 70 de la Ordenanza de cementerios. "La caducidad tiene por objeto posibilitar que el titular de un derecho de concesión deje de disfrutarlo por no satisfacer las obligaciones vinculadas y a la vez es un mecanismo que asegura la continuidad de la dinámica del servicio de cementerios, asegurando la disponibilidad de sepulturas para las familias que las necesitan". Las sepulturas son "bienes de dominio público" y el Ayuntamiento las puede recuperar si hay un evidente incumplimiento de la ordenanza, como es el caso de llevar 20 años sin pagar, recuerdan funcionarios municipales con amplios conocimientos de la materia. 

Bloques del cementerio de Montjuïc en mal estado
Bloques del cementerio de Montjuïc en mal estado 

MODIFICACIÓN DE LA ORDENANZA DE CEMENTERIOS

Una vez los nichos quedan vacíos, los restos de las personas fallecidas son trasladadas a la fosa común del cementerio, de donde ya no se pueden recuperar. Por eso, antes de desahuciar las tumbas, el Ayuntamiento tiene que hacer todo lo posible para localizar a los herederos de estas personas. En 2017, la síndica de greuges de Barcelona, Maria Assumpció Vilà, ya advirtió que estos procesos deben tener más garantías para los ciudadanos para evitar que se desahucien sepulturas sin que las familias reciban el pertinente aviso, como ha sucedido años atrás. La petición de la síndica conllevó a finales de 2017 una modificación de la Ordenanza de cementerios.

El gran vaciado de nichos en Barcelona coincide en 2020 con una mayor mortalidad en la ciudad a causa de la pandemia. Como avanzó en exclusiva este medio hace unos días, el número de muertos en la ciudad es el más elevado desde 1939, el último año de la Guerra Civil. A falta saber los datos oficiales de fallecimientos, Cementiris de Barcelona ya ha avanzado que el año pasado hizo 17.191 servicios funerarios, entre entierros e incineraciones. En 1939, los decesos fueron 20.294.  

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.