Golpe judicial para Toni Freixa, exdirectivo del FCBarcelona y presidente de Sport Social Market. El juzgado de instrucción número 4 de Santander ha condenado a la plataforma de trading deportivo por un delito leve de estafa tras la reclamación presentada por Eduardo T.

La plataforma Sport Social Market, inactiva desde hace varios meses y actualmente bajo la denominación de Fanasfy, está liderada por Freixa, exdirectivo y excandidato a la presidencia del Barça; Rafael Moya, como consejero delegado; Óscar Font, cofundador y empresario que se dedica al asesoramiento y servicio integral de futbolistas; e Israel Guerrero, Global Master Distributor.

Eduardo T, uno de los afectados por la presunta estafa de este negocio de trading deportivo, reclamó la devolución de su inversión en esta bolsa de valores de futbolistas después de varios aplazamientos de su puesta en funcionamiento.

CRISTIANO RONALDO Y MESSI

En el apartado de los hechos probados, el juez recuerda que “la página web manifestaba inicialmente que todos los interesados podían adquirir “acciones de proximidad” de más de 200 conocidos jugadores de fútbol, entre ellos Cristiano Ronaldo y Leo Messi, con la posibilidad de negociar las mismas en un hipotético mercado.

La sentencia también expone: “Sport Social Market procedió en fecha posterior a retirar los nombres de esos dos futbolistas y otros jugadores que igualmente servían de gancho para que terceras personas adquirieran tales acciones de proximidad”. Actualmente, Fanasfy sólo ofrece 10 futbolistas sobre los que se pueden adquirir acciones de proximidad. Ninguno de ellos forma parte de la elite del fútbol mundial.

El juez, asimismo, constata que “la entidad Sport Social Market no ha acreditado en momento alguno disponer contractualmente de los derechos de ninguno de esos futbolistas que permitiera realizar la gestión que ofrecía”.

SIN PREVENCIÓN DE INFRACCIONES DELICTIVAS

La sentencia, por otra parte, recoge que “no consta que Sport Social Market disponga de un modelo de gestión u organización que prevenga o evite la comisión de infracciones delictivas por parte de sus representantes, socios o empleados”.

El juez también valora la documentación aportada por el demandante, que “acredita las engañosas ofertas que la entidad hacía a través de su página web”, y el testimonio de David Hernández Anfruns, vecino de Barcelona, que declaró por vídeoconferencia que también invirtió en este negocio. Desde mediados del año pasado, Hernández se mostró muy crítico con las campañas de Sport Social Market y colgó varios vídeos en youtube en los que denunciaba las malas prácticas de sus dirigentes. En ellos, desmontaba las ofertas de Freixa, Moya y compañía.

La resolución del Magistrado-Juez D. Luis Enrique García Delgado, según recuerda la sentencia, “no es firme y contra la misma cabe interponer recurso de apelación” ante la Audiencia Provincial de Cantabria en un plazo de cinco días desde su notificación.

QUERELLA ADMITIDA A TRÁMITE

Freixa, por otra parte, se enfrenta a una querella por la presunta comisión de un delito de estafa, administración desleal y contra el mercado y los consumidores, desde que el pasado 3 de octubre fue aceptada a trámite una querella interpuesta por INDEXSPORTcontra Sport Social Market.

Los dueños de INDEXSPORT depositaron su confianza en Freixa, encomendándole la gestión de las sociedades y del proyecto que estaban poniendo en marcha, no imaginándose que éste traicionaría su confianza utilizando los recursos puestos a su disposición para apropiarse de la idea de negocio.

El 4 de noviembre de 2016, Freixa renunció a sus cargos en las sociedades de los querellantes. Tan solo cuatro días después fue publicado en youtube un vídeo de presentación de un proyecto aparentemente idéntico al de INDEXSPORT denominado Sport Social Market, presentado a los medios el 19 de noviembre de 2016, el mismo día que Freixa había organizado la presentación de la plataforma INDEXSPORT