ARCHIVADO EN:

Unión surrealista en Barcelona. Una protesta de la CUP y otra de un grupo de negacionistas han confluido esta noche en la plaza Sant Jaume. La Esquerra Independentista ha salido a la calle para protestar contra el toque de queda y la "privación de derechos". 

Mientras se celebraba esta manifestación, un grupo de negacionistas, la mayoría sin mascarillas, ha protestado también por las restricciones impuestas para combatir la expansión de los contagios de covid-19. Los eslóganes de una y otra protesta se han intercalado en una escena esperpéntica: "Viva la lucha de la clase obrera", gritaban los anticapitalistas, mientras los negacionistas exclamaban: "libertad". 

PRIMEROS INCIDENTES

Los problemas han llegado más tarde, pasadas las 21:00 horas. A esa hora la CUP ya había desconvocado la protesta. Sin embargo, algunos de sus simpatizantes han desfilado por el centro de la ciudad junto al colectivo negacionista. En el parque de la Ciutadella se han producido los primeros disturbios.

Unos jóvenes encapuchados han volcado contenedores, les han prendido fuego y han lanzado botellas y objetos contra la policía. Ha sido en ese momento cuando la unidad antidisturbios de los Mossos (BRIMO) ha tratado de dispersar a los manifestantes mediante la técnica del carrusel --circular a alta velocidad y dando vueltas alrededor de los protestantes--. En el paseo del Born y en la calle Princesa se han producido altercados. 

La CUP, una de las formaciones convocantes, había hecho un llamamiento a acudir a la manifestación "contra el toque de queda y la privación de derechos".

A través de Twitter, la formación anticapitalista había señalado: "No suspenden desahucios ni refuerzan la sanidad ni la educación públicas, pero aplican medidas extraordinarias de estado de guerra. Es una guerra entre la defensa de la vida o la defensa del capital".

UNA DETENIDA

Durante la manifestación los Mossos d'Esquadra han detenido por atentado contra la autoridad a una mujer por presuntamente insultar y agredir a dos agentes.

La detenida lideraba un grupo de concentrados que se manifestaban de forma paralela a la protesta convocada por la CUP. La mujer se ha negado a identificarse ante los agentes, que han sufrido heridas al ser presuntamente agredidos mientras trataban de arrestarla.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.